Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Albatros de las Antípodas (Antipodean Albatross) (Salvador Solé Soriano)

Albatros de las Antípodas (Antipodean Albatross)

Fecha y hora (original): 02/01/2018 23:37:09 Fecha y hora (digitalizado): 09/10/2017 09:55:06 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 160 Tiempo Exposición (v): 1/1600 segundos Apertura (f): 5.6
Descripción: Sin ser el albatros que alcanza mayor envergadura, con sus 3,30 cm de punta a punta de ala, el Albatros de las Antípodas (Diomedea antipodensis) ya supera los 3,20 cm que alcanzan los condores andinos más desarrollados. Sin embargo pesa poco más de la mitad que ese gran buitre, el cual alcanza los 15 kilos, sin ser el ave voladora más pesada, honor que corresponde a la Avutarda Kori con sus 19 kilos. Las parejas de Albatros de las Antípodas, aterrizan cada dos años en algunas minúsculas islas del Océano Pacífico para criar pero habitualmente viven en mar abierto, entre Australia y Sudamérica. Puesto que no se lo suele ver desde tierra, para contemplarlo hay que salir en el barco de alguna empresa especializada en avistamiento de aves pelágicas. Escogiendo bien el sitio y la época, basta con alejarse 50 km de la costa para dar con estos personajes. Así es como, durante mi viaje a Australia, obtuve esta y otras estampas.
La dieta del Albatros de las Antípodas consiste principalmente en calamares y sepias, siendo el pescado una segunda opción. No bucea más abajo de un metro. Machos y hembras presentan el mismo aspecto. !Atención! La descripción sigue en el primer comentario.
Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) a pulso desde embarcación.
Iso:160
Exposición (v):1/1600 de segundo.
Apertura (f):5.6
Etiquetas:

Comentarios

Salvador Solé Soriano
[color=black][font=Arial Narrow]Como resultado de los últimos estudios y censos, el pasado año 2017, su estatus de conservación pasó de “vulnerable” a “en peligro”. Y eso porque muchos más ejemplares de los que alcanzan la edad de reproducción, mueren en los palangres de los grandes pesqueros, que tiran líneas de anzuelos de hasta 100 km de longitud. En algunas islas, sus huevos son devorados por cerdos introducidos y en otras los gatos asilvestrados pueden matar a los polluelos más jóvenes. El plástico flotante, que confunden con comida, se cobra vidas por atragantamiento y asfixia. Al habitar aguas internacionales su conservación atañe a la comunidad internacional, la cual considera muy secundario ocuparse de mantener la biodiversidad de los mares. Y hay que reconocer que es difícil gestionar a un ave capaz de desplazarse 1700 km en 36 horas. Nueva Zelanda, que hace años se puso las pilas en temas de conservación, custodia buena parte de sus islas de cría, pero erradicar los animales domésticos históricamente introducidos (cerdos, gatos, ratas…) es una tarea larga, cuando no imposible. [/font]
Miguel Angel Vázquez Márquez
Este pájaro siempre me ha impresionado, vuela que te vuela... Eso de que pueda volar 1700km en 36 horas, es un dato impresionante que desconocía.
La foto es mágnífica. Permite apreciar cuan larga es su envergadura.
Salvador Solé Soriano
La foto tiene una acusada perspectiva que comprime la envergadura de las alas; es casi un 25 % mayor de lo que aquí aparenta. Esas distancias asombrosas dependen de tener un viento de cola muy fuerte pero, aun así, no es proeza que esté al alcance de cualquier ave ya que muchas, ante un vendaval, aunque sea de cola, prefieren posarse. Gracias por tu amable comentario, Miguel Ángel.
Lucas Gutierrez Jiménez
Conocer es sensibilizarse sobre el tema de los animales que conviven con nosotros. Este año el ave considerada en peligro máximo ha sido una del grupo de rapaces nocturnas como la lechuza. Fenomenal fotografía y explicación
Salvador Solé Soriano
En efecto, Lucas, este año SEO/BirdLife, asociación a la que pertenezco y para la cual trabajo ocasionalmente, propuso tres candidatos a "Ave del año"; el Alimoche común, el Chorlitejo patinegro y la Lechuza común. Se eligió la Lechuza que, en ciertas zonas de la penísula ibérica, ha perdido la mitad de efectivos en apenas diez años. No me extiendo más; en la web de SEO/BirdLife hay unas completas explicaciones al respecto. Te agradezco no solo el comentario de esta foto si no también que te hayas leído mi larga descripción; no todo el mundo tiene el interés y/o la paciencia.
Luis Garcia Nieto
¡Caramba, que ave más impresionante! La verdad es que no he tenido nunca el gusto de verla -y mucho me temo que palmaré sin satisfacer tal gusto- pero se vislumbre más o menos su tremendo tamaño. Debe ser increíble poder verla y, aún mejor, fotografiarla en vuelo en su medio natural que, por lo que comentas, es el aire. 
De la foto poco puedo decirte excepto darte la enhorabuena por ella, por hacerla, que ya de por sí es bastante premio; además, se la ve muy bien iluminada, nítida y con bonita silueta.
Y dicho lo cual, paso ahora a hacer algunas disquisiciones sobre los datos numéricos que aportas. El primero es sobre su envergadura; así vista el ave, sin referencias, no es tan inmediato darse cuenta de tal magnitud, aunque si pensamos que una persona mediana-pequeña, de 1,60 m de altura, podría acostarse sobre un ala extendida, apoyar los talones sobre el extremo de las rémiges y utilizar el pecho del ave como almohada. Impresionante.
La segunda disquisición es sobre la distancia volada: 1700 km en día y medio (36 horas) lo cual implica que si el ave volara ese tiempo sin tomarse un descanso, pin-pan, pin-pan, pin-pan..., estaría volando sostenidamente todo ese tiempo a una velocidad de más de 47 Km/h o, lo que es lo mismo, a algo más de 13 m/sg lo cual no deja de ser asombroso. 
Me encanta esta ave. Brindo por ella. Un saludo Salva y feliz año nuevo para toda la comunidad de Foto Red.
Salvador Solé Soriano
Sí, en un pedazo monstruo de los mares, echo para sobrevolar el mar durante décadas y con problemas para aterrizar sobre superficies sólidas ya que las patas no le respoden fuera del agua. Así, no me extraña que nifique bianualmente... Gracias por tu extenso y estupendo comentario, Luis.
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Ya solo el nombre del ave nos lleva por las grandes singladuras de antaño que contaron autores clásicos y que tanto nos ayudaron a soñar y a enamorarnos de la naturaleza y los viajes. Pasa con algunas palabra, Usuaia, Tombuctú, que su sola fonética la tenemos asociada a la aventura en lugares lejanos.
Una magnifica foto para seguir soñando.
De lo que no tenía conocimiento es de que fuera una especie en peligro, pero queda claro que nada escapa al mal hacer de la especie humana
Salvador Solé Soriano
Sí, Txema, cuanta razón tienes; hay nombres cuya sonoridad nos traslada a un mundo distinto, o casi. Ahora el planeta es mucho más accesible pero nuestros sueños se forjaron en una infancia sin Ryanair y sin Internet, así que todavía podemos saborear esos nombres. Tengo que decir que, en ocasiones, me ha emocionado llegar a algunos lugares remotos, como Alaska y la Gran barrera de Coral. Después de eso, como me gusta decir, uno puede morir satisfecho. Te agradezco este comentario, tan acertado.
Javier Tabares
tremenda!! muy buena, sos el mejor Salvador
Salvador Solé Soriano
Encantado de que te guste, Javier. Para planificar los viajes y hacer fotos como esta, uno pone mucho cariño, tiempo (y algún vómito, en el presente caso), así que alegra un montón que la gente te lo celebre.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.