Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Banco Popular  (José Biedma López)
 

Banco Popular

Fecha y hora (original): 09/05/2012 08:12:22 Fecha y hora (digitalizado): 30/04/2012 08:40:47 Cámara: PENTAX Modelo: PENTAX K200D Iso: 100 Tiempo Exposición (v): 1/180 segundos Apertura (f): 9.5
Descripción: Me encantan estos reflejos celestiales, sobre las fachadas de cristal de los modernos edificios... La instantánea está tomada a pulso en Albi (Francia), a primeras horas de la mañana. Equipo:
---
Cámara:PENTAX
Modelo:PENTAX K200D
Iso:100
Exposición (v):1/180 segundos
Apertura (f):9.5
---
Etiquetas:

Comentarios

Salvador Solé Soriano
Hola, José: A mí también me gustan los reflejos pero hay que estar atentos a que no existan elementos secundarios que estropeen la "celestialidad" del efecto y también procurar que dicho efecto sea suficientemente potente como para que tenga buen impacto. En este caso, la vista se va, por mucho que uno no quiera, al rótulo situado hacia donde nos lleva la ligera perspectiva del edificio. Además la composición monolítica tiene poco juego y el efecto final (desde mi estricta visión) es como si la foto estuviese destinada a ilustrar un panfleto del Banco Populaire. Afortunadamente, mi opinión es tan subjetiva como discutible y no debes darle mayor importancia.
marta Liber
Me gustan mucho estos edificios espejados que permiten ver sombras agradables. En este caso, el edificio solitario tiene demasiada presencia para mi gusto, sería interesante verlo con su entorno. Saludos!!
Alberto Arcos Hurtado
Esas nubes reflejadas han quedado con una luz muy bonita
José Biedma López
Gracias por los comentarios, Salvador, Marta y Alberto. No os negaré que eso de Banco y Popular rechina demasiado... casi parece un oxímoron, sobre todo en los tiempos que corren, en que los pueblos trabajan para pagar la codicia y la incompetencia de los banqueros. En fin, da que pensar, como ese contraste entre el reflejo de la casa de abajo, que parece una cabaña y el lujo del cristal celestialmente espejeante. En fin, la vieja lección platónica: que las apariencias engañan.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.