Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Colibrí amatista (Amethyst Woodstar) (Salvador Solé Soriano)

Colibrí amatista (Amethyst Woodstar)

Fecha y hora (original): 30/03/2020 17:03:12 Fecha y hora (digitalizado): 29/10/2019 16:35:37 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D500 Iso: 1000 Tiempo Exposición (v): 1/320 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: Con este refulgente sujeto inaguro una mini-serie de tres colibrís. Al mostrar las fotos de viajes sigo un orden cronológico para evitar poner las buenas al principio y que luego la cosa degenere. O las buenas al final y que pasen meses antes de llegar a ellas. De esta manera, tanto lo que se muestra como el nivel de calidad (técnica y composición) va variando.
El macho del Colibrí amatista (Calliphlox amethystina) pesa 2,5 gramos y mide 8 cm desde la punta del pico hasta la punta de la cola. Pero la cola es más bien larga (3 cm) así que esto que véis es casi un macro ya que hay muchos insectos más grandes que este pájaro, sobre todo polillas, escarabajos e insectos palo. La hembra carece de plumas reflectantes en la garganta, que es blanca moteada de verde, muestra una franja oscura sobre el ojo y las auriculares (las plumas que ocultan el oído) y su cola es 2 cm más corta. Si el macho se pone de perfil, el escudete reflectante se ve color negruzco mate. Pero le basta con darle un giro de 80º, como aquí, para que luzca ese magenta metalizado tan excesivo.
El Colibrí amatista vive en gran variedad de hábitats, desde bordes de selva a claros boscanos pasando por sabana arbustiva y arboledas poco densas. Está ausente del interior de la jungla. Se distribuye por todo Brasil excepto el cuadrante N.O. de la Amazonía. También presente en las Guayanas, Venezuela, extremo oriental de Colombia, zonas de Ecuador, Perú, Bolivia, Paraguay e Iguazú (Argentina). Como muy arriba sube hasta los 1500 m.s.n.m. Pero en ninguna parte resulta abundante; suele ser escaso y local en muchos de estos países. Se alimenta de néctar de flores pero también captura pequeños insectos en el aire.
Equipo: Cámara Nikon D500 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Sport) y trípode.
Iso:1000
Exposición (v):1/320 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Dolores Salvador D.
Un pajaro pez, hermosas esas escamas!! Que chulo se le ve al bicho,sera consciente de su "guapura"?. Para editar debes hilar fino para no alterar y más con tantos  colores y brillos diferentes.Felicidades. 
Lucas Gutierrez Jiménez
Has sabido destacar esa garganta maravillosa. Enhorabuena
Salvador Solé Soriano
Aquí estuvimos dos horas acechando los colibrís que venían a alimentarse de los comederos (como tu pareja de carboneros). El día alternaba nubes y claros así que esperábamos que estuviese nublado para hacer fotos ya que lo peor es el sol directo, sobre todo a mediodía. Claro que a veces se nublaba y los colibrios no posaban... Pero gracias al nublado la edición resulta fácil ya que no hay ni negras sombras ni luces excesivas en las zonas claras.
Muchas gracias por el comentario y encantado de que te guste el bicho.
Miguel Angel Vázquez Márquez
Pues para ser tan pequeño, se aprecian todos los detalles. Un pequeño gran tesoro que nos traes en esta foto. A destacar  esa garganta y esas plumas de colores metalizados.. Debe ser complicado pillar a este liliputiense alado...
Salvador Solé Soriano
Sí se posa a tiro; bingo! Lo dificil es pillarlo en vuelo (hice pocas fotos de esas y ningun quedó a mi gusto). Estas son fotos hechas al acecho, de manera que, conforme cambia la luz o mi ubicación, voy variando los parámetros de la cámara para que, al presentarse la oportunidad, pueda reaccionar rápido. Me lo pasé bomba y los resultados, aunque sean solo documentales, me satisfacen. Gracias por comentar, Miguel Ángel.
Alicia Díaz
Incluso me cuesta imaginarlo tan pequeño, supongo que será de los menores si no el que más.  Lo que no me cuesta imaginar es tu satisfacción de haberlo pillado en una foto mucho más que digna donde todo el protagonismo se lo lleva esa garganta púrpura que lo caracteriza supongo. Una hermosura que da gusto ver.
Salvador Solé Soriano
Sí, es de los colibrís más pequeños del mundo, de los cuales hay un puñado. El que tiene el título (aunque pesa lo mismo que este) es el Colibrí zunzuncito (Mellisuga helenae) que mide solo 5 cm y figura, aunque por muy poco, como el ave más canija del planeta. Es éndémico de Cuba y lo vi en el 2009, pero no pude sacarle una foto digna. Gracias por comentar, Alicia.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.