Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Lagópodo alpino (Rock Ptarmigan) (Salvador Solé Soriano)
 

Lagópodo alpino (Rock Ptarmigan)

Fecha y hora (original): 10/05/2013 18:37:10 Fecha y hora (digitalizado): 09/06/2008 14:38:01 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D300 Iso: 200 Tiempo Exposición (v): 1/200 segundos Apertura (f): 9
Descripción: El Lagópodo alpino (Lagopus muta) es sedentario y reside en montañas por sobre los 2000 mts. (llega a los 5000 en el Pamir) pero también al nivel del mar a lo ancho de casi toda la tundra ártica del planeta. De punta de pico a punta de cola, esta Tetraonida - pariente chiquito del Urogallo - mide entre 33 y 38 cmts. Se alimenta de las bayas que crecen en los arbustos adaptados a condiciones extremas de frío. En plumaje estival, el macho está todo jaspeado de gris salvo en el vientre, las patas y la mitad exterior de las alas, que son blancas. La hembra es más amarronada, con el vientre barrado de negro y ocre pero también con patas y medias alas blancas. En la foto aparece un macho con plumaje invernal aunque ya con los primeras plumas oscuras del verano. En los Pirineos, el Lagópodo alpino se halla en trance de extinción y hace muchos años que no me lo topo, aunque también es verdad que cada vez hay que irlo a buscar más arriba y va perdiendo territorio al mismo ritmo en que se funden los glaciares y neveros, antaño perennes. Ello se debe al calentamiento global y a que la población pirenaica se encuentra en el límite sur de su distribución; un territorio donde la especie quedó aislada tras la última glaciación y cuya isoterma de los 0ºC sube inexorablemente a lo largo de las décadas. Además, la sincronía de su muda (blanca como la nieve en invierno y gris o parda como la roca en verano) se está viendo alterada y eso disminuye su capacidad de camuflarse, estando más expuesta a la depredación. Para colmo de males, a veces las estaciones de esquí invaden sus zonas de cría añadiendo una amenza más a su penosa situación. No obstante, todavía se halla a salvo en inmensas zonas del ártico siberiano, canadiense y groenlandés. La foto está tomada en la tundra que atraviesa la carretera a Teller (Nome - Alaska 2008), único enclave donde la pude ver en aquel viaje. Equipo: Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 a pulso.
Iso:200
Exposición (v):1/200 segundos
Apertura (f):9
Etiquetas:

Comentarios

marta Liber
Muy linda especie, con buenos detalles y , como siempre, información muy completa
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.