Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Tántalo africano (Yellow-billed Stork) (Salvador Solé Soriano)

Tántalo africano (Yellow-billed Stork)

Fecha y hora (original): 18/01/2015 10:13:17 Fecha y hora (digitalizado): 27/08/2014 13:35:30 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D300 Iso: 200 Tiempo Exposición (v): 1/1000 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: No creo que nadie se sorprenda si digo que este ave pertenece a la familia de las cigüeñas, aunque no se parezca demasiado a las que vemos por Europa; esas que traen a los bebes y montan monstruosos nidos en los campanarios. El Tántalo africano (Mycteria ibis) habita el África subsahariana allí donde existan humedales de los más diversos tipos, desde arrozales hasta cauces fluviales, marismas litorales y lagunas variadas. De punta de pico a punta de cola mide entre 150 y 165 cm. Los machos tienden a ser algo mayores que las hembras pero, por lo demás, presentan idéntico aspecto. Se alimenta básicamente de ranas y otras pequeñas presas acuáticas tanto vertebradas como invertebradas. La foto está realizada desde el barquito que recorre el Kazinga Channel, en el Queen Elizabeth N.P. (Uganda). El ejemplar de la imagen es un adulto en plumaje de eclipse ya que cuando luce la librea nupcial, muchas de las plumas cobertoras de las alas (lo que parecen los costados del cuerpo) se tiñen de un rojo rosáceo. Equipo: Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 50-500 mms. f; 4.0-6.3 a pulso desde embarcación en lenta marcha.
Iso:200
Exposición (v):1/1000 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Luis Garcia Nieto
Pues mira que me gustan las aves en general, pero no sé por qué las que tienen la cara pelada no me acaban de "entrar". Todavía si son del grupo de las rapaces, aunque sean buitres, pues... bueno, vale; pero ya fuera de ahí... puff... como que tienen sarna. Manías.
En relación a la foto, no sé, pero no me acaba de convencer ese formato a medio camino entre el retrato y el formato completo; da como si se hubiera quedado en un querer y no poder. Vamos, que echo de menos -es un decir- la cola y las patas. Digo que es un decir, porque ya te comenté que el ave en sí no es el prototipo de lo que yo tengo como ave requeteguapa, pero es por hablar de fotografía, que es a lo que estamos, je, je.
Un saludo, Salva.
Salvador Solé Soriano
Puede que tengas razón; quizás debiera haber recortado algo más. Quería dejar ver el color de las patas pero el corte de la cola, ahora que lo dices, es un poco tonto. Aun así, prefiero comentarios como el tuyo, que demuestran que te has fijado, a la prístina ausencia de los mismos en que se especializan much@s usuari@s. 
Nadie ha dicho que el bicho sea atractivo. Pero  tengo una vena "destroyer" y este tipo de transgresiones del arquetipo aviar siempre me hacen gracia.
Antonio Cuenca. vaya
preciosa y guapa toma, con un colorido y detalle extraordinario, te felicito, un saludo.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.