Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Urraca común (Common Magpie) (Salvador Solé Soriano)

Urraca común (Common Magpie)

Fecha y hora (original): 15/01/2016 15:49:39 Fecha y hora (digitalizado): 07/12/2014 13:09:54 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D300 Iso: 200 Tiempo Exposición (v): 1/800 segundos Apertura (f): 9
Descripción: Ahora marcho diez días a buscar especies divagantes por el norte de la península ibérica, así que os dejo un texto largo para leer sobre este córvido que es una de las aves más fáciles de ver en muchas partes de España, inconfundible con su larga cola y su plumaje blanquinegro. Además, casi siempre van en pequeñas bandadas de entre 2 y 8 individuos. Su área de distribución mundial abarca la mayoría de los climas del continente euroasiático, con poblaciones dentro del círculo polar ártico, semi-desiertos de Marruecos y zonas sub-tropicales de Asia. La Urraca común (Pica pica es su nombre científico) es de esas aves a quienes el hombre ha beneficiado extendiendo, mediante la agricultura y la ganadería, los hábitats abiertos que prefiere. Se la puede encontrar en parques urbanos, todo tipo de sembrados e incluso visita las playas y los lodos mareales. Solo evita los bosques densos, pero frecuenta sus límites. De punta de pico a punta de cola mide entre 46 y 50 cm presentando un mismo aspecto las hembras y los machos. Puede que en España vivan más de un millón de estas aves. Aunque tiene una tendencia carnívora y carroñera, come de todo, aprovechando aquello que cada región o enclave ofrece; insectos, lagartijas, pollos de pájaros pequeños, musarañas, bayas, fruta e incluso semillas. En Barcelona las he visto vaciar una papelera desde dentro, tirando metódicamente su contenido a la vía pública en busca de Bollycaos, Doritos, bocatas de mortadela o lo que se tercie. Su adaptabilidad e inteligencia son una combinación exitosa. Dentro de sus limitaciones, hacen lo que pueden por ser las gamberras del campo, robando, persiguiendo o asustando a otras aves e incluso mamíferos para obtener comida, defender sus nidos o, a veces, parece que solo por divertirse. Aun así - al menos en Catalunya - es de las especies más desconfiadas, de manera que he tardado poco menos de dos décadas en conseguir una foto aceptable. Y eso disparando desde el interior el coche… Equipo: Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 50-500mms. f: 4.0-6.3 apoyado en ventanilla de automóvil.
Modelo:NIKON D300
Iso:200
Exposición (v):1/800 de segundo.
Apertura (f):9
Etiquetas:

Comentarios

Antonio Cuenca. vaya
preciosa y guapa toma, con un detalle de lujo, te felicito, un saludo.
José Biedma López
La Urraca me encanta con su cola de tejadillo. Los córvidos son muy listos. Se cuenta de mangantes oportunistas que inspeccionan sus nidos buscando joyas, porque esta ave tiene cierto sentido estético y atracción por lo brillante. Sólo la veo cuando salgo del mar de olivas, porque a la urraca no le gusta el olivar, y suele merodear las tierras calmas, los campos de pan.
Salvador Solé Soriano
Sí, es conocida la afición de esta especie por los objetos brillantes y no se trata de una de esas leyendas rurales como la de la culebra que baja las laderas rodando tras convertirse en un aro al morderse la cola. Lo que se suele encontrar decorando los nidos de Urraca, no obstante, son materiales más prosaicos, si bien de vivos colores; plásticos, cuerdas, bolsas de patatas fritas... Gracias por el comentario, José.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.