Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
¡Pobres sabios! (José Biedma López)

¡Pobres sabios!

Fecha y hora (original): 17/10/2017 13:33:44 Fecha y hora (digitalizado): 14/10/2017 16:38:52 Cámara: Canon Modelo: Canon PowerShot SX600 HS Iso: 400 Tiempo Exposición (v): 1/320 segundos Apertura (f): 5
Descripción: A falta de libertad de vuelo, estos mochuelos reflexionan sobre la estupidez humana, o dormitan en su percha con la barriga llena. En una exposición ambulante en Arcos de la Frontera (Cádiz), octubre 2017. Equipo:
---
Cámara:Canon
Modelo:Canon PowerShot SX600 HS
Iso:400
Exposición (v):1/320 segundos
Apertura (f):5
---
Etiquetas:

Comentarios

Luis Garcia Nieto
Hola José.
Se ve que los prejuicios controlan tus razonamientos. Te cuento:
1.- Las aves nocturnas dormitan durante el día, por lo que en ese tiempo no necesitan ni quieren volar.
2.- Durante la noche, se les tiene en habitáculos (Mudas) espaciosos donde pueden volar libremente de un posadero a otro cuando les apetezca.
3.- En ese habitáculo también permanecen durante el día si no hay exhibición.
4.- Diariamente (con raras excepciones) se les somete a diario a vuelos largos en el campo para fortalecerse y mantenerse en perfectas condiciones físicas.
5.- En temporada de caza, se les saca a cazar tal y como hacen sus congéneres silvestres.
6.- Estas exhibiciones que parece que no son de tu agrado, sirven para dar a conocer al público a estos bellos animales y hacerles ver que no son esas fieras asesinas que tradicionalmente se ha venido diciendo de ellas. Conocer es querer y respetar.
7.- No sé si tendrás perro, pero un perro no tiene mejor vida que un ave de presa de cetrería. Se los mantiene igualmente en cautividad, se les saca cuando el dueño quiere/puede y, legalmente, también tienen que ir sujetos mediante una correa al cuello cuando no con bozal según qué especies. ¿Ves diferencia alguna? Entonces:
8.- ¿Por qué nos enfadamos si vemos un ave de presa sujeta con pihuelas y no un perro sujeto con correa? ¿Quizá porque el ave vuela y el perro no? Sería un pobre argumento...
9.- TODAS las aves de cetrería que ves y veas son criadas en CAUTIVIDAD, siguiendo rigurosos controles por la Administración pertinente y regulándose mediante CITES, anillas cerradas y certificados de ADN, además de tener implantados chips.
En fin, creo que debes revisar un poco tus prejuicios antes de emitir semejante sentencia. Ah, que no se me olvide, la cetrería está catalogada como bien inmaterial de la humanidad por la UNESCO... por algo será.
Un saludo.
José Biedma López
Agradezco tu explicación, Luis, que me tranquiliza. De todos modos, tampoco yo estaba enfadado como crees por ver a estos bellos animales más o menos domesticados. Mi comentario era más general. Ya sabes que la ignorancia es nuestro estado de la mente más natural. Y si sirven estas exhibiciones para que la gente los respete más, pues ¡miel sobre hojuelas!
José Biedma López
¡Y mi más sincero respeto por el noble y venerable arte de la cetrería!
Dolores Salvador D.
Pobres perros obesos y sin salir, sin generalizar que siempre hay gente que se preocupa. La foto no la veo del todo nítida, no si es cosa mía. Sus cara una belleza y bien captado cada uno con una expresión diferente.
Aquí en Castelldefels por fiestas siempre espero los Cetreros y cuidan a sus bichos con un respeto que ojalá los humanos lo hicieran con el resto de humanos.
Luis Garcia Nieto
Exacto, Dolores. Yo me precio de ser cetrero desde hace ya muchos años y te puedo asegurar que anteponemos el bienestar de nuestras aves al nuestro propio. Se les ofrece las mejores condiciones (ojo, que la cetrería tiene siglos de experiencia) de bienestar, alimentación, salud y cuidados y la prueba está que cuando por alguna causa se extravían o pierden, es normal que sepan ganarse la vida en la Naturaleza; incluso aparearse con algún congénere salvaje y sacar adelante sus polladas. Por eso me enoja un poco que, desde el desconocimiento, mucha gente haga juicios de valor y suponga cosas que no son ciertas, y mucho más cuando generalmente son propietarios de perros a los que dan una vida como mucho igual a la que los cetreros damos a nuestras queridas aves.
Un saludo.
José Biedma López
Claro, Dolores, la foto no es nítida, pero me encantó la expresión sorprendida de una de las aves y la displicente o enfadada de las otras dos. Gracias por el comentario.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.