Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Ardilla persa (Sciurus anomalus) (Salvador Solé Soriano)

Ardilla persa (Sciurus anomalus)

Fecha y hora (original): 10/06/2016 19:21:38 Fecha y hora (digitalizado): 28/04/2016 17:44:01 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 500 Tiempo Exposición (v): 1/80 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: Todos los datos que facilito sobre esta especie los he sacado de la Wikipedia: La Ardilla persa, o Ardilla caucásica, se encuentra en bosques templados de los siguientes países; Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Grecia (solo en la isla de Lesbos), Irán, Irak, Israel, Jordania, Líbano, Siria y Turquía. Cola aparte, su cuerpo mide entre 20 y 30 cm. Las poblaciones más alpinas viven a 2000 m de altitud pero generalmente habita por debajo de esa altura. Se alimenta de frutos secos, semillas, brotes de árbol y yemas. Aunque es una especie protegida y resulta común en varios países, tanto la caza (que es ilegal) como la deforestación, son las amenazas que han causado retrocesos importantes de su población en varios otros. Yo la retraté en los bellos bosques caducifolios de Dilijan (norte de Armenia). Es una de las únicas tres especies de mamíferos que conseguí ver en mi viaje por Georgia y Armenia. Las otras dos fueron el Zorro rojo (Vulpes vulpes) y un quiróptero sp. Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f; 5.0 - 6.3, apoyado en ventanilla de automóvil.
Iso:500
Exposición (v):1/80 segundos
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

marta Liber
Hermosa la ardilla, parece un peluche.Es inobjetable la calidad de la toma y un hermoso fondo, te felicito!
Salvador Solé Soriano
¡Gracias, Marta!
Miguel Angel Vázquez Márquez
Muy conseguido el encuadre. La pendiente del árbol y la ardilla apostada como si no fuera con ella. Los colores del fondo me parecen muy a juego con el primer plano. En fin que muy buena
Salvador Solé Soriano
Me alegra que te guste. Aun aquellos fotógrafos que frecuentamos el campo con asiduidad obsesa, solo muy de tarde en tarde presenciamos un "cuadro" compuesto por animales salvajes; lograr captarlo fotográficamente es el acabóse... aunque no resulte tan espectacular como un cocodrilo luchando a muerte con un leopardo. Gracias Miguel Ángel.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.