Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Ave del paraíso festoneada (Paradise Riflebird) (Salvador Solé Soriano)

Ave del paraíso festoneada (Paradise Riflebird)

Fecha y hora (original): 02/11/2018 09:51:52 Fecha y hora (digitalizado): 02/11/2017 23:01:38 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 4000 Tiempo Exposición (v): 1/250 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: La patria de las aves del paraíso es Papúa Nueva Guinea pero en la cercana Australia existen tres especies de aspecto muy similar que, si las comparamos con sus parientes de más al norte, resultan bastante discretas.
El Ave del paraíso festoneada (Lophorina paradisea) habita solo en el S.E. de Queensland y el N.E. de New South Wales. Se la encuentra en selvas pluviales subtropicales y templadas. En invierno desciende de cota por debajo de los 500 m.s.n.m. y se aventura en bosques más secos, de eucaliptus.
Su dieta consiste en frutas, bayas e invertebrados variados, arañas incluidas. El sujeto de la imagen es un macho adulto. De punta de pico a punta de cola mide 30 cm. Las hembras miden 29 cm y tienen la misma estructura corporal pero su plumaje es muy diferente; cabeza, dorso y alas pardas, garganta blanca y tanto pecho como vientre de tono crema claro con los bordes de las plumas marrones. Una lista pálida se prolonga desde detrás del ojo. Pudimos asistir a los ensayos de danza de dos machos jóvenes (plumaje muy similar a las hembras) pero el adulto no derrochaba energía; emite de vez en cuando un graznido (durante horas) y solo pone en marcha su show de seducción si acude la hembra, cosa que no sucedió mientras lo estuvimos observando.
Esta especie no se considera amenazada de extinción porque habita en varios parques nacionales y reservas protegidas pero, hasta finales del siglo pasado, grandes zonas de su hábitat fueron taladas para obtener terreno agrícola, urbano o pastos para el ganado.
La calidad de la foto se halla en el límite de lo que considero presentable porque está tomada como a 30 metros de distancia y el recorte es espectacular; se muestra un 40% del encuadre original. Aun usando trípode, necesité subir los isos hasta 4000, lo cual arrasa con el detalle fino. Limpié el ruido en el entorno desenfocado para que se notase menos.
Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) y trípode.
Iso:4000
Exposición (v):1/250 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Miguel Angel Vázquez Márquez
La ocasión la pintan calva. Es un gran testimonio, a pesar de la dificultat que te ha supuesto conseguirla. Cierto que seguro esperabas mayor recompensa pero a veces algo es mejor que nada. El ave se ve ciertamente vistosa. Y el encuadre a pesar de la rama esta muy conseguido.
Salvador Solé Soriano
¡Je! Pues en realidad me puse a ello sin más objetivo que conseguir que se viese algo; el dosel arbóreo estaba tan oscuro que me costaba localizar al sujeto; el iso 4000 me permitió sobreexponer la escena que veía y me sorprendió el resultado, que auguraba mucho peor... Lo que no significa que sea una buena foto; solo la más potable que pude arrancarle a mi equipo y a las circuntancias. Muchas gracias por tu amable comentario, Miguel Ángel.
Lucas Gutierrez Jiménez
Siempre se ve en los libros, pero hacerla en directo una maravilla. Enhorabuena por el entorno que le has buscado.
Salvador Solé Soriano
¡Ja! No le pude buscar ningún entorno porque, en el suelo de la selva había poco sitio para moverse fuera del sendero; enseguida el bicho quedaba tapado por la vegetación. Tuve que apañarme desde un ángulo que tapaba la mitad del pájaro y rapidito porque se podía largar en cualquier momento. Además, éramos tres los que queríamos retratarlo y eso complicaba la cosa. Me limito a mostrar aquellas fotos que, a pesar de los handicaps, quedaron pasables; las otras me las guardo a título testimonial. Gracias por tu amable comentario. Y, en efecto, ver este ave en directo fue una de la muchas alegrías del viaje.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.