FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

El sol del pleno estío seca las rosas tan brutalmente que les queda un rictus de belleza. Polvo estructurado. Busqué un marco neutro adecuado en la grieta del muro y quedó en pose satisfactoria, la luz de la tarde era perfecta, sin contrastes violentos. 6 de agosto de 2021. Usé el flash integrado.

--- Cámara:PENTAX Modelo:PENTAX K200D Iso:100 Exposición (v):1/125 segundos Apertura (f):2.8 ---

José Biedma López

En fotored desde 15/03/2012

Ficha personal
  • Parece una foto hecha con flash (luz bastante plana y sombra nítida). El foco anduvo errático (falta profundidad de campo). Aunque el sujeto sea, en sí, bello o interesante, no es tan fácil que la fotografía que lo muestra adquiera esas propiedades. Cuando aprendemos eso, superamos uno de los principales obstáculos de esta técnica y este arte.
    • José Biedma López :hace 1 mes ¡Cuanta razón tienes, Salva! Y cuánto aprendo contigo. La belleza está en el ojo y la mente del que mira, y por desgracia la cámara no siempre es sierva obediente, o no le damos las instrucciones pertinentes. Mea culpa.
  • La cámara tiene un montón de limitaciones pero, si no las tuviese, aun así no resultaría fácil retratar lo que sentimos al ver ciertas cosas. Cuando usas parámetros convencionales que todo el mundo capta (bagaje cultural y visual) despersonalizas la foto, al universalizarla. Si la personalizas, son menos las sensibilidades que resuenan con tu visión. Lidiar con esos problemas es un reto que hace de la fotografía una actividad fascinante.
    • José Biedma López :hace 1 mes ¡No lo podría haber dicho mejor! Pasa lo mismo en pintura, en literatura, en cualquier creación artística que busque la experiencia fundamental humana de la comunicación (y sólo somos en comunicación). Mounier, que defendía el valor absoluto de cada persona afirma sin embargo que "si el pensamiento no se hace comunicable, y por tanto en cierto aspecto impersonal, no es pensamiento sino delirio" (el subrayado es mío).
  • Suscribo sin peros la frase de Mournier. Añadiría que, aun así, hay un buen margen para la creatividad e incluso la extravagancia, sin caer en lo incomunicable o el solipsismo lacras tan comunes en el arte actual, desde el cine a la fotografía. Otro asunto más donde conviene buscar el camino del medio.