FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

No le he puesto nombre todavía a este gato aún inmaduro, que pertenece a una camada de siete. Tras repartir, nos quedamos con una hembra y tres machos, más la madre. El padre, desaparecido. Llevan una vida semisalvaje. Sólo se dejan tocar mientras comen. Los machos desaparecen, gracias a Dios; las hembras son más caserillas, pero con una nos basta para mantener una población estable que nos libre de ratas. Se ha subido al caqui, en la huerta, a la que me suelen acompañar, para evitar los acosos de Dante, uno de mis perros. Son frescos y muy otoñales los colores de la foto con los líquenes haciendo juego y la enredadera pata de paloma ascendiendo.

--- Cámara:bq Modelo:Aquaris M5 Iso:100 Exposición (v):1/60 segundos Apertura (f):2 ---

José Biedma López

En fotored desde 15/03/2012

Ficha personal
  • hace 3 años
    Salvador Solé Soriano
    Una estampa bucólica, bien captada y muy acorde a la temporada otoñal. Es de esas fotos que resultan agradables de ver y que sugieren una realidad más dulce de lo que es habitual.