FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Búho real (Eurasian Eagle-owl)

El domingo día 17 de marzo (2013) salí a pajarear con Sara por Lleida y tuve una de esas iluminaciones que valen por todas las ocasiones en que no sucede nada notable (inmensa mayoría). El caso es que buscando las Collalbas negras que suelen rondar la zona de Aspa, descubrí, a prismáticos y en un risco lejano, un ave que no había visto desde hace 9 años. Normalmente, los ornitólogos observamos esta especie gracias al “chivatazo” de otros colegas o de gente local que dieron con ella por casualidad. Y así es como lo divisé en mis dos ocasiones anteriores. Ello se debe a que esta rapaz nocturna acostumbra a ubicarse en oquedades remotas e inaccesibles, es escasa y tanto su plumaje como su inmovilidad durante las horas de luz la hace muy difícil de ver. Por ello, para un frikie de las aves como yo, localizar un Búho real sin ayuda es algo así como una experiencia religiosa. El Búho real (Bubo bubo) es la rapaz nocturna de mayor tamaño de Europa y una de las mayores del mundo. Con 188 cmts. de punta a punta de ala, supera en envergadura a muchas águilas. Su distribución abarca toda la Eurasia templada y boreal, siempre que encuentre hábitats aptos para la nidificación; generalmente paredes rocosas lejos de zonas perturbadas por el ser humano, y con un suministro suficiente de presas. Caza mamíferos pequeños y medianos (llega a atacar a zorros) y aves de tamaños que van desde el del Arrendajo euroasiático al de la Garza real y el Busardo ratonero. También captura reptiles, peces e incluso grandes coleópteros. De punta de pico a punta de cola mide entre 60 y 75 cmts. (según subespecies). Se le considera entre poco común y escaso en todo su rango de distribución. La imagen es una recorte máximo (descarté el 80% del encuadre original) pues no me pude acercar más que a unos 60 mts. Pero eso ya es mucho tratándose de tan insigne personaje. Así que todavía - como decimos acá - se me ríen los huesos de la alegría. La foto es pobretona, de acuerdo, pero qué bicho ¡Qué bicho!
Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3 y trípode. Iso:200 Exposición (v):1/100 segundos Apertura (f):6.3
Etiquetas automáticas generadas por Fotored:
#adular #animal-terrestre #fauna-silvestre #rock

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 9 años
    AiToR Badiola
    Como bien dices, la calidad regulin por el recorte, pero la composición que has creado si que me gusta y el protagonista es de primera fila, todo un lujo y placer poder verlo en vivo, saludos Salvador
  • hace 9 años
    Rafa Mateos
    Pues para el recorte que tiene y la distancia que cuentas no esta nada mal amigo, el bicho impresionante. Por aquí tenemos un castillo que omito el nombre por que tu ya sabes, van a ir a molestarle, hay también uno, lo he visto con los prismáticos perfectamente pero se me olvido en casa la tarjeta de memoria, mas tonto no se puede ser, un bicho como ese a 20 metros y tu si tarjeta, bueno que le vamos a hacer, ya caerá.
    • Salvador Solé Soriano :hace 9 años ¡Rafa, por Dios, no me expliques esas cosas, que "me se pone" la piel de gallina! Un Búho real (salvaje) a 20 mts. es algo que no espero que me suceda en los años que me quedan de vida; si no llevase tarjeta o no funcionase la cámara, no sé si superaría semejante trauma... Gracias por el comentario.
    • Rafa Mateos :hace 9 años Salva te he contestado  pero se la he colocado a Jesús, perdón.
  • hace 9 años
    marta Liber
    Creo que la alegría de descubrirlo y poder documentarlo va más allá de la perfección de la toma. Igualmente es una agradable composición.
  • Enhorabuena por semejante captura, pese a todas las dificultades es una buena foto para documentar semejante belleza 
  • hace 9 años
    Luis Ruiz
    Bueno, pues que sea enhorabuena; ya veo (leo) la ilusión que te hizo.  En fin, ya sabes que afortunadamente, las poblaciones de buho real se están incrementando de una forma bastante... buena. Hace unos años no era nada fácil toparse con uno de estos bichejos, pero de un tiempo a esta parte la cosa ha cambiado, por suerte. Ocurre, y eso ya lo sabes, que son animales muy discretos y crípticos, por lo que se puede estar a poca distancia de uno y pasar desapercibido.  Y sí, te doy la razón en lo que a espectacularidad y belleza que muestran. Yo, por la actividad que ya sabes, los he visto a poca distancia volando y cazando y, te garantizo, que dejan boquiabiertos por la velocidad y agilidad que muestran... ¡y a plena luz del día!. Bueno, pues como te dije, enhorabuena por el feliz encuentro y que sean muchos más. Un saludo.