Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Halcón berigora (Brown Falcon) (Salvador Solé Soriano)

Halcón berigora (Brown Falcon)

Fecha y hora (original): 26/02/2018 09:38:25 Fecha y hora (digitalizado): 06/10/2017 10:59:25 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 250 Tiempo Exposición (v): 1/320 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: En cuanto a plumaje se refiere, posiblemente sea este uno de los falcónidos más discretos del planeta. El adulto tiene esta pinta que veís y yo no os lo hubiese mostrado de no ser por una reciente noticia, de lo más extraordinario, que hacer poco apareció en el comunicado (Newsletter) nº 44 Del HWB Alive.
El Halcon berigora (Falco berigora) vive en Australia, Papua y Nueva Guinea, así como en algunas islas cercanas a estos tres países. Habita todo tipo de ecosistemas excepto el bosque tropical cerrado. Resulta común en zonas abiertas de pastizal y sabana. No es un bicho pequeño; de punta de pico a punta de cola mide entre 41 y 51 cm (hay variaciones regionales de tamaño) y carece de dimorfismo sexual; machos y hembras presentan el mismo aspecto, aunque el tono del varía desde un marrón algo más oscuro que el de la foto al ocre claro. Se alimenta de pequeños mamíferos, aves, reptiles, artrópodos y carroña, según lo que ofrezca el terreno y la época del año.
Al igual que otras rapaces en todo el mundo, acude a los incendios para cazar la miríada de animalillos que, huyendo del desastre, salen al descubierto. Lo soprendente es que se le ha visto transportar ramitas ardientes para prender zonas donde todavía no había llegado el fuego, obligando a que nuevas presas se delaten al huir. Por lo visto, recurre a ese truco cuando ve que el incendio principal se está extinguiendo. Hay que decir que, también en Australia (y por ahora solo allí) ese truco sucio se le ha visto realizar tambien al Milano negro (Milvus migrans) y al Milano silbador (Haliastur sphenurus). Del Milano negro ya subí imagen a FotoRed hace años y del Milano silbador (otro bicho asaz discreto) no tengo una toma tan cercana como quisiera. Hasta que se observó esta conducta en las citadas rapaces, se creía que el ser humano era el único animal que utilizaba el fuego. Pues ya veis; otra exclusividad humana que no lo es. Espero que os sorprenda tanto como a mí.
Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) apoyado en ventanilla de automóvil.
Iso:250
Exposición (v):1/320 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Dolores Salvador D.
Vaya con el piromano, una vez más quien fue primero ellos o nosotros, diría que ellos. La foto estupenda y con esa pose de frente, ayer lo intenté con un Busardo,  asustadizo él y al menos lo pude retatar posado por un momento detrás de una reja. No todos tenemos tanta suerte. Felicidades. 
Salvador Solé Soriano
Estoy de acuerdo en que quizás fueron primero ellos quienes utilizaron el fuego. Los busardos son unos bichos muy cobardes y, en las únicas fotos cercanas que he conseguido, tras veinte años de intentarlo, salen de espaldas... Gracias por comentar, Dolores.
Miguel Ojeda Usillos
Vaya vaya con el piromano, genial por otra parte el detalle y la nitidez, enhorabuena Salvador
Salvador Solé Soriano
Gracias, Miguel.
Dolores Salvador D.
No se si vio el Busardo que subí a FotoRed, el de ayer de coloración muy clara, como lo tengo localizado lo volveré a intentar. 
Miguel Angel Vázquez Márquez
Pues lo tienen claro en caso de incidencio en Australia. No hubiera pensado que un animal hiciera daño al ecosistema en beneficio propio. Igualito a la especie humana.
Salvador Solé Soriano
La ética es una de esas cosas que no se ha descubierto todavía en los animales y, en mi opinión, todavía es un impulso débil en el ser humano. Originariamente, estas aves solo podían aprovecharse de los incendios naturales, que son poco frecuentes. En la actualidad es el hombre el origen de la mayoria de incendios y la causa de que estos se hayan multiplicado. El daño añadido que, de forma más bien excepcional, puedan hacer estas rapaces es ínfimo en comparación con lo que hacemos nosotros. Y nosotros lo hacemos a sabiendas. Muchas gracias por comentar, Miguel.
Miguel Angel Vázquez Márquez
Ok. Buena aclaración.
Jose Luis Rubio Perez
No, si ya se le ve esa mirada pícara. Curioso el comentario, si señor. Bueno, los comentarios.
Salvador Solé Soriano
Gracias, Jose Luis.
Norma Betty Lago
Gran nitidez en la toma, y una gran información, me hace acordar a los que aprovechando desastres naturales o no, aprovechan para rapiñar, hasta en eso los seres humanos no somos únicos
Salvador Solé Soriano
No solo la ética está tan ausente en el ADN de los animales scomo en el nuestro; la ética es algo que aprendemos (cuando lo aprendemos...) Pero la supervivencia es un instinto y así como los animales terrestres huyen del fuego intentando sobrevivir, las aves se los comen intentando sobrevivir. A menudo las personas tienen una imagen bucólica de la naturaleza, no tanto por desinformación como porque prefieren no recordar ciertas verdades desagradables. Lo que a mí me parece extraordinario no es que las rapaces aprovechen el desastre si no que se atrevan a coger ramas ardientes para mejorar las posibilidades de cacería; exactamente lo que hacían los aborígenes australianos. Según los estudios paleontológicos, esa técnica de supervivencia, en manos humanas, llevó a la extinción a la megafauna de la isla/continente. Pero, en el caso de las rapaces, es un recurso tan inusual que solo recientemente ha sido observado; seguro que no hace peligrar a ninguna especie. Gracias por comentar e interesarte, Norma.
José Biedma López
¡Qué mirada más seria! Siempre me sorprende tu erudición pajarera, Salva, pero la noticia de que hay aves que usan el fuego como instrumento para depredar me ha dejado de piedra... ¡La madre que las parió! Ladina, taimada Natura.
Salvador Solé Soriano
En mi opinión, la noticia de que ya no somos los únicos animales que usan el fuego como herramienta (para levantar presas, en este caso) debería ser primera plana de todos los periódicos del orbe, al menos durante un día. Eso sí, sentido del humor no se les ve. Pero eso también lo tienen en común con muchos humanos poco evolucionados. Gracias por tu comentario, José.
Luis Garcia Nieto
Halaaaaa.... se me iba a escapar esta foto... con lo que me gustan a mi los halcones! Bueno, los halcones y las rapaces en general. Pues, mira, de entrada ya te digo que esta foto es de enmarcar y ponerle cristal. Igual me llamas exagerado pero en mi defensa te vuelvo a recordar lo de que me encantan las rapaces. Puff, vaya mirada que te ha echado y vaya mirada que le has captado...
Sobre esta especie sé poco. Ya sabes de mi pasión por la cetrería y por eso te digo que de esta especie no tengo constancia de que sea utilizada por cetreros. Seguramente porque las leyes restrictivas de Australia impiden su exportación -incluso de potenciales ejemplares criados en cautividad- o porque no es la especie más idónea para el uso cetrero habiendo otras cercanas que sí lo son, como por ejemplo el halcón de Nueva Zelanda ([font=arial, sans-serif]Falco novaeseelandiae) que es un "fuera de serie" en la caza. De hecho dicen que es el halcón más parecido en comportamiento a un accipiter. Dicen. El de tu foto me da que debe ser una especie de gran cernícalo, muy listo como lo son ellos, pero lento para la caza de aves grandes y sanas de forma regular. [/font]
[font=arial, sans-serif]Lo de que provoca fuegos no lo sabía, pero no me extraña: son aves muy listas. Algo de eso se achaca también a las urracas según tengo oído. En cualquier caso, la inteligencia de los animales en general y las aves en particular, creo que está muy subestimada. Cuando tratas con ellas -y la cetrería es una forma de tratar con ellas a nivel psicológico- te das cuenta que son mucho más listas e inteligentes de lo que creemos, aunque de una inteligencia... distinta. Es difícil explicarlo, pero se percibe en el trato diario con ellas. [/font]
[font=arial, sans-serif]¡Me encanta tu foto! ¿Te lo había dicho?[/font]
Luis Garcia Nieto
Caramba, que raro ha salido el texto...
Salvador Solé Soriano
De este bicho solo sé lo que he explicado (extraído del HBW Alive). Animalico, quizás se le pueda adiestrar para que cace lagartijas. Es que la cetrería apunta muy alto...
Es curioso porque, con la personas, a menudo pasa lo contrario; cuanto más las conoces, menos inteligentes parecen. Suerte de la excepciones, que siempre las hay.
Gracias por tu extenso comentario, Luis; es una gozada leerte.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.