FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Humo de cerilla

El año pasado ya subí una muestra de las sesiones que hice para captar este alucinante fenómeno cotidiano (El espíritu de la cerilla) y me he animado a presentar otra toma para quienes no hayan visto aquella (que era mejor que ésta). En la presente foto, los colores están levemente saturados por sobre la realidad (ya no digamos por sobre el RAW…) pero lo que podría parecer ruido en realidad son las partículas casi microscópicas que conforman el humo y que, cuando se ven en capas finas (sin superponerse entre sí) se delatan. Espero que os guste.
Cámara Canon PowerShot G12, trípode, cable y flash (incorporado). Iso:80 Exposición (v):1/1600 de segundo Apertura (f):8
Etiquetas automáticas generadas por Fotored:
#art-o #fumar #ilustracion #organismo

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 8 años
    marta Liber
    Me encantó esta imagen, está para un cuadro, te felicitooo!
  • hace 8 años
    Rafa Mateos
    Me gusta mucho, buen trabajo.
  • hace 8 años
    José Biedma López
    No sé si sabrás, artista, que la palabra "gas" española viene del griego 'Chaos', o sea, Caos, porque las moléculas de los gases se mueven más caóticamente que las de los líquidos y los sólidos, supongo. El caso es que incluso en esta danza frenética, en este dinamismo de gasa que nos ofreces hay orden y Logos (que diría Heráclito), aunque las combinaciones sean infinitas... ;-)). Del contraste más polémico surge la más bella armonía.
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 años Supongo que todo aquello que responde a unas leyes (y no se me ocurre nada que no responda...) tenderá a crear pautas, como reflejo de sus condicionantes. Otra cosa es que nosotros las percibamos como una forma de orden pero a mí eso me importa menos que captar belleza allí donde la perciba. Gracias por tus siempre jugosos comentarios, José.
  • hace 8 años
    José Biedma López
    Creo que percibimos orden porque lo hay. Más que idealismo, realismo matizado: lo descubrimos, aunque también lo inventemos. Leibniz: unas cuantas gota encima de una mesa, empieza a llover; siempre podremos atribuir un orden matemático a su posición relativa. Podríamos preguntarnos si las leyes de los mundos -pues los mundos y sus leyes cambian como ese humo que retratas tan admirablemente- responden a Ley. Respecto de la belleza, lo perfecto sensible -o lo casi, relativamente perfecto-, ¿no es un tipo de orden?