Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Niño en la niebla (Salvador Solé Soriano)

Niño en la niebla

Fecha y hora (original): 02/12/2016 12:47:46 Fecha y hora (digitalizado): 30/10/2016 17:50:07 Cámara: Canon Modelo: Canon PowerShot G12 Iso: 80 Tiempo Exposición (v): 0.25 segundos Apertura (f): 7.1
Descripción: Hace dos meses que ando digitalizando una selección de mis diapositivas que abarca desde el año 1980 al 2004; a fecha de hoy (2-12-2016) eso constituye casi la mitad de mi vida. Es así como me fijé en esta foto, realizada cuando yo tenía 19 primaveras, durante una excursión por la plana de Vic (provincia de Barcelona). Por entonces me dedicaba, de forma tan voluntaria como entusiasta, a ser monitor de un grupo scout. La plana de Vic es famosa por sus nieblas y la gélida humedad que se instala allí durante muchos días de invierno. Sin embargo, por aquel entonces, a los padres les parecía positivo que sus hijos afrontasen esas duras condiciones. De hecho, nos pasábamos las excursiones jugando, da igual el frío que hiciese. Las cosas han cambiado mucho y ahora la pedagogía se mueve en dos corrientes; la del stablishment (“dale al niño lo que pida, aunque sea la cabeza de la abuela en una bandeja”) y la más racional pero muy poco practicada todavía, que constata una verdad prehistórica; si quieres que un niño crezca, échale una mano y deja de tratarlo como si fuese una mascota, un jarrón de porcelana china o la séptima maravilla. Así que, por el año 1984, a los niños, a partir de los siete años, se les sacaba al campo, a jugar, a aprender y a vivir en tiendas de campaña, tanto en verano como en invierno. El concepto de “Ciclogénesis explosiva” y otras etiquetas chungas para hacer de la meteorología un show, no existían. Y allí íbamos, tan contentos. Recuerdo que, en la excursión que ilustra la foto, tuvimos al menos 4ºC bajo cero por la noche, El monte amaneció bajo una gruesa capa de escarcha. Y lo que flipamos con ello... Vestíamos gerseis de lana, pantalones de pana, bufandas y chirucas. Lo de la “ropa técnica” vino lustros después. No considero cierto que cualquier tiempo pasado fuese mejor; pero fue un tiempo singular que recuerdo con enorme cariño.

Equipo: Cámara Pentax ME con objetivo Pentax de 50 mms. f:1.7 y película Fujichrome iso 100. Digitalización con cámara Canon Powershot G12 y un cacharro de fabricación propia. Datos de la toma, perdidos.

Etiquetas:

Comentarios

Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Firmaría hasta la ultima palabra. Recuerdo yo noches a la intemperie con tan solo un saco de dormir no muy "técnico" y alguna en Ordesa a -7 y el vaho del aliento formando hielo en los mástiles de la tienda.
También txabolas de pastores, durmiendo en camastros de helechos y amaneciendo con múltiples picaduras de vaya usted a saber que bichos.
Los tiempos cambian y no es sano compararlo, pero un poco de añoranza por aquellos momentos indica que hubo un tiempo en que fuimos felices con bien poco y hace que nos sintamos bien al recordarlo.
Tendría que intentar algo así con mis diapos, a ver si conseguía salvar alguna.
Buen ambiente y buena simetría
 
Salvador Solé Soriano
Mientras no se convierta en una obsesión ni nos desmerezca las cosas buenas del presente (las malas, se desmerecen solas) la nostalgia es agradable. Digitalizar diapos con medios caseros es duro, pero vale la pena ya que los años estropean las emulsiones y entonces la recuperación es todavía más difícil y con peores resultados.
marta Liber
Muy cierto todo lo que dices con respecto a la forma de vivir de aquellos tiempos y a la educación que dábamos a nuestros hijos. En 1980 también mi hija tenía 19 primaveras, y ese modo de vida los instaba a  formarse más independientes. Pero criar hijos independientes requieren un esfuerzo emocional mucho mayor a los padres, léase tragándose todos los miedos que esa libertad generaba, al menos en mi caso.
La foto ya muestra una mirada especial para la fotografía. Te felicito por el trabajo que estás haciendo.
 
Salvador Solé Soriano
No todo el mundo está interesado en criar hijos independientes y la sociedad no promueve ese tipo de educación ya que las clases políticas y comerciales necesitan consumidores tan mansos como irreflexivos. Yo te felicito por esa mucho más difícil tarea. Gracias por el comentario, Marta.
Miguel Angel Vázquez Márquez
Ahora sobreprotegemos mucho a los niños. Son otros tiempos ni mejores ni peores creo yo, solo diferentes. Yo me pasaba todo el tiempo buscando insectos en los campos de alrededor de mi casa y ahora a mi hijo le da asco cualquier bicho que ve.
La fotografía tiene un ambiente muy especial , un poco de época con ese color. La niebla y el encuadre le dan un cierto tono quizás nostálgico acorde con lo que hablas.
Reconozco que no tengo ni idea de medios analógicos en fotografía soy eminentemente digital. Mi afición es tardía.
Salvador Solé Soriano
Nuestros tiempos son mejores para unas cosas y peores para otras, tal cual otros muchos tiempos. Si tiendes a valorar lo positivo, mejor disfrutar de las cosas buenas actuales que retirarse al interior de los recuerdos donde redecoramos nuestra historia mediante una memoria imperfecta y tendenciosa.

Actualmente, ciertos sectores cool, nostalgicos y "yo más", rinden culto a lo analógico pero a mí me faltó tiempo para pasarme al digital; cada carrete me costaba 1000 pesetas, el presor de la cámara, o los laboratorios, me rayaban las diapos de vez en cuando, la limitación de presupuesto me forzaba a evolucionar despacio porque no podía hacer todas las pruebas que me diesen la gana y ciertas audacias se pagaban con dinero tirado a la basura. He mejorado mucho más en los 12 años que llevo haciendo digital que en los 24 que usé analógico. Por no hablar del factor de multiplicación de los sensores como ayuda para las fotos de aves, el poco espacio que ahora se necesita para guardar 30.000 imágenes y sus correspondientes copias de seguridad, y un largo etcétera de ventajas que no las cambiaría ni loco por el rancio barniz, entre retro y pijo, de los adoradores del analógico.
Miguel Angel Vázquez Márquez
Pues tienes mas razón que un santo. Yo tampoco me tiraba mucho el analógico precisamente por eso de tener que esperar a ver como había salido. Es cierto que todavía algunos medios analógicos tienen mejor rango dinámico que las digitales, pero la capacidad de mejora de una foto digital es sorprendente con los medios actuales y seguro que todavía mejorará más.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.