Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Ornitorrinco (Platypus) (Salvador Solé Soriano)
 

Ornitorrinco (Platypus)

Fecha y hora (original): 06/07/2018 08:39:27 Fecha y hora (digitalizado): 26/10/2017 06:46:37 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 4000 Tiempo Exposición (v): 1/320 segundos Apertura (f): 6
Descripción: He aquí la otra familia de monotrema. Ornitorrinco, como madre, solo hay uno; especie única y sin subespecies. Sobre los monotremas (mamíferos primitivos con rasgos reptilianos) ya doy explicaciones en la foto del Equidna común que subí la semana pasada.
Para mí fue alucinante toparme con un Ornitorrinco (Ornithorhynchus anatinus) en libertad ya que cuesta de creer que exista. La información que aquí condenso procede del completísimo artículo de la Wikipedia. En este singular mamífero marsupial se concentran algunas particularidades únicas; el espolón que tiene en las patas traseras, inyecta (solo en los machos) un potente veneno capaz de matar a un perro, aunque no suele ser mortal para los humanos. El dolor que causa es tan intenso que ni siquiera la morfina alcanza a calmarlo. La cola, similar a la del castor, es un almacen de grasa que, además, le sirve para maniobrar en el agua, aunque no para propulsarse. Cuenta con la mitad de receptores olfativos que la mayoría de mamíferos pero receptores capaces de olfatear dentro del agua. En los laterales del pico tiene electrorreceptores capaces de detectar el campo eléctrico muscular de sus pequeñas presas; gusanos, larvas de insectos, camarones y cangrejos de río. Como a menudo habita aguas fangosas con pésima visibilidad, ese sexto sentido le resulta primordial. Necesita comer un 20% de su peso cada día, lo que implica dedicar doce horas por jornada a la búsqueda de alimento; en eso recuerda a las musarañas. Bucea un máximo de 40 segundos y luego necesita pasar entre 10 y 20 en la superficie para recuperarse. Gracias a ello le pude hacer la foto; aunque la zona parece estar soleada, había tan poca luz que hube de subir los isos hasta 4000, usando una velocidad de 1/320 y trípode para minimizar la trepidación; una foto difícil, vamos. (continúa en el primer comentario)
Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) y trípode.
Iso:4000
Exposición (v):1/320 de segundo.
Apertura (f):6
Etiquetas:

Comentarios

Salvador Solé Soriano
El Ornitorrinco es muy variable en tamaño a lo largo de su distribución; va de los 54 cm de la hembra más pequeña a los 81 cm de los machos más grandes (medidos de punta de hocico a punta de cola). Solo el ovario izquierdo de la hembra es funcional y pone entre uno y tres huevos (a menudo dos) con cascara fina, correosa y no calcárea, igualita que la de los reptiles. Los incuba durante 10 días acurrucándose alrededor de ellos. La hembra de ornitorrinco carece de pezones y segrega leche através de poros especializados; unos surcos en su abdomen forman “balsas” de leche que permiten a las crías lamerla.
El Ornitorrinco vive en riachuelos y ríos modestos de un amplio espectro de ecosistemas, desde las frías montañas de Tasmania hasta las selva tropicales de Queensland. Se distribuye en la franja este de Australia, desde más arriba de Cairns hasta los dos tercios orientales de Victoria, toda Tasmania y algunas islas. La foto está tomada cerca de la población de Yungaburra, al SSO de Cairns (Queensland).
Miguel Angel Vázquez Márquez
Es una criatura sorprendente. Para mi también es algo así como un unicornio, porque es una animal que parece una mezcla de cosas muy distinta. La natauraleza es caprichosa... Enhorabuena por la caprtura y por la explicación..Envida sana me provoca...
Salvador Solé Soriano
Sí, contemplar un ornitorrinco es una experiencia surrealista porque no te acabas de creer lo que estás viendo. Gracias por tu amable comentario, Miguel Ángel.
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Ya solo tener la oportunidad de verlo en vivo y en directo tiene que ser un puntazo, traértelo en la tarjeta, miel sobre hojuelas. Al estar en el agua, no deja ver bien todas sus características, pero por otro lado, se ven las mas llamativas y se aleja de la mera foto descriptiva  
Salvador Solé Soriano
El agua no es tanto problema como la escasez de profundidad de campo. Y sí; verlo ya es un triunfo, y retratarlo, todavía mejor. Muchas gracias por comentar, Txema.
Lucas Gutierrez Jiménez
Desde pequeño me llamó la atención el Ornitorrinco, fotografiarlo un verdadero placer
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.