FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Paloma bravía (salvaje) (Rock Dove)

Posiblemente se trate del ave más conspicua del planeta, por término medio: desde Europa y Asia ha ido conquistando, por expansión espontánea, accidente e introducción intencional, muchisímas ciudades y zonas agrícolas de todo el planeta, desde Australia a Chile. Sin embargo, lo que poca gente sabe es que, cuanto más se extiende, más cerca se haya de la extinción ya que la especie pura - sin cruces con otras razas de palomas creadas por los colombófilos - está quedando relegada a remotas zonas deshabitadas; la gran capacidad de vuelo de este ave, usada como paloma mensajera por excelencia, impide considerar que las poblaciones no contaminadas genéticamente estén a salvo de los híbridos; de ahí la amenaza de extinción que pende sobre la verdadera Paloma bravía en los países más poblados, como España. Yo paso años sin ver ejemplares que pueda considerar auténticos y por eso la foto que os muestro es valiosa; la hice en las “badlands” de Gorafe (prov. de Granada); un árido y extenso territorio de cárcavas arcillosas muy alejado de poblaciones donde hallé un desconfiado grupito que allí nidificaba y la totalidad de cuyos individuos presentaba el plumaje ”ortodoxo” de la subespecie Columba livia livia. Las palomas bravías salvajes nidifican en acantilados tanto marinos (incluso de islas) como de interior, cosa que, por supuesto, también pueden hacer los híbridos aunque éstos se hallen sobre todo cerca de núcleos rurales y urbanos. Describir el tamaño de un bicho tan visto es redundante; diré que, originariamente, no se alimentaba ni de donuts, ni de gominolas, ni de hamburguesas (todo eso se le ha visto comer) si no que eran básicamente granívoras (semillas diversas) aunque también picaban algún invertebrado, para variar. Machos y hembras presentan idéntico aspecto. Foto tomada desde hide junto a un abrevadero de ganado.
Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 50-500 mms. f:4.0 - 6.3 y trípode desde hide. Iso:200 Exposición (v):1/640 de segundo Apertura (f):11

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 8 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Es una bonito pájaro que se lleva una mala reputación en ciudad. Claro que habría que ver que reputación tenemos nosotros como especie. Una de las cosas que me ha resultado curioso, ... es las pocas palomas que veo por Mérida y la zona extremeña, en comparación con otras ciudades como Tarragona, Barcelona, etc.. aquí lo que se estila son las cigüeñas, por doquier.. yo las llamo en modo simpático, las palomas extremeñas. En cuanto a la inserción de especies y mezclas de estas.. un claro ejemplo son las cotorras que están apareciendo en muchas ciudades.. como las veía en Cerdanyola del vallés y Barcelona, cuando aves de ese tipo nunca las había visto.
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 años Sí; la ornitología siempre se guarda algunos misterios ¿Porqué el Gorrión común no ha arraigado en Tailandia cuando está a sus anchas en ciudades de muchos países tropicales?¿Porqué hay pocas palomas en Mérida?¿Las extermina el ayuntamiento o allí la policía cuelga de los tobillos a la viejecitas que les dan de comer? A veces encontramos incógnitas inesperadas. Gracias por tus comentarios, Alberto.
  • hace 8 años
    José Biedma López
    In illo tempore, tuve un palomar. Palomos ladrones de estirpe valenciana, una pareja de volteadores portugueses y otra de arcángeles rusos. Los buchones no me gustaban con demasiadas porras ni demasiado pesados, los prefería buenos voladores, así que tenía en mis rodetes de captura un par de palomos mestizos, de uno de ellos, casi negro, aún me acuerdo con nostalgia. Todavía me encanta verlos volar y cortejar a las hembras zuritas de las torres urbanas... Por aquí sigue habiendo mucha afición a la columbicultura. Yo que tú no me preocuparía mucho por la pureza de la raza bravía. ¡Todas las razas son impuras¡ Como la vida..., cambian, se diversifican, evolucionan.  Excelente foto, como todas las tuyas.
    • Salvador Solé Soriano :hace 8 años Bueno, bueno, una cosa es que las especies cambien y evolucionen - noble proceso de todo lo vivo - y otra que las alteremos por la negligencia derivada de nuestros caprichos; sin esa precaución, cruzamos del bien al mal con la muy postmoderna excusa de que la línea no está clara. Y eludimos la responsabilidad de preservar la biodiversidad, responsabilidad adquirida en función del poder para desbaratarla que ahora tenemos. Lo que sucede aquí es como si los lobos empezasen a acusar rasgos de caniche, chiguagua y bulldog; para decir que eso no sería una perdida, haría falta mucho cinismo. Viendo que nos apetece el fértil mestizaje, yo lo limitaría a nuestra especie y no me tomaría libertades con las demás; el razonamiento de que lo es bueno para nosotros es bueno para tod@s, difícilmente se sostiene. Ciertamente, ya nada se puede hacer y - de poderse - más valdría emplear los recursos (sin duda cuantiosos) en problemas todavía más graves, que siempre los hay.?
  • hace 8 años
    chedey santana
    Interesante,  un dato mas a tener en cuenta :) La foto ha quedado clavada.