FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Que nadie te silencie

Del otro día, recorriendo algunas callejuelas del Realejo en Granada. No es difícil aun encontrar alguna de las obras del Niño de las pinturas, aunque eso si, cada día algo mas deterioradas. El sino del arte urbano, que tiende a lo efímero. Una pena
Modelo de cámara Canon EOS 5D Hora y fecha de disparo 10/10/2012 10:07:42 Propietario de la cámara TxemaBacaicoa ftxema1 gmail com Modo de disparo Exposición manual Tv (Velocidad de obturación) 1/200 Av (Valor de abertura) 4.0 Modo de medición Medición puntual Velocidad ISO 200 Objetivo EF35mm f/2 Distancia focal 35.0mm

Txema Bacaicoa (Colectivo IS)

En fotored desde 04/01/2012

Ficha personal
  • hace 9 años
    Luis Ruiz
    Hola Txema. Hay mucho artista urbanita dejando su arte para embellecer esos rincones que tanto afean las ciudades. Por desgracia, paralelamente hay mucho cretino urbanita dejando sus inconexos garabatos que tanto afean las ciudades. Tu foto representa un ejemplo del primer grupo. Sobre la foto, veo que la has descentrado un poco tal y como mandan los cánones, pero en este caso la parte descentrada (la derecha) me da que no aporta nada; es demasiado anodina en cuanto a interés, pero muy presente para pasar desapercibida. Quizá me equicoque, pero igual en esta foto le hubiera ido mejor una mayor centralización o simetría vertical. ¿Qué opinas...?. Un saludo.
    • Txema Bacaicoa (Colectivo IS) :hace 9 años Hola Luis, si, es como dices. Al juzgar una foto solo podemos hacerlo desde los resultados que vemos, en este caso había un par de condicionantes, una antiestética bajante de pluviales a la izda y el que yo quisiera capturar todo el arco y el alerillo del muro. No pude encontrar otro encuadre que mejora lo presente
  • hace 9 años
    Jose Luis Rubio Perez
    Desde luego el autor es todo un artista. Es curioso cómo, paseando cámara en mano, esta iconografía mural tiende a menospreciarse. Es como se quisiera hacer una fotocopia con la cámara. Esta foto demuestra que el resultado muchas veces es perfectamente válido. A veces es sólo testimonial, pero otras, como esta, la labor es también provocar al espectador, hacerle pensar. Además, el que la pintura esté castigada por esos otros urbanitas, le da un punto artístico, fotográficamente hablando.