Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Rana en el ladrillo (José Biedma López)
 

Rana en el ladrillo

Fecha y hora (original): 25/12/2014 10:44:51 Fecha y hora (digitalizado): 06/11/2014 13:32:01 Cámara: PENTAX Modelo: PENTAX K200D Iso: 400 Tiempo Exposición (v): 1/125 segundos Apertura (f): 4
Descripción: A esta rana la estoy mimando. Vive en el pilón de la Virgen. El depósito al aire de un viejo minado, que nadie sabe dónde nace o quién lo construyó, trae un hilo de agua un mes sí otro no, muy caprichosamente, e inexplicable si atendemos a los periodos de sequía o de lluvias. Como el depósito es hondo, le puse unos ladrillos al anfibio para que pudiese descansar de su vida acuática o salir fuera si lo desea, aunque tiene que dar un gran salto, pero las ranas pueden. Sobre el ladrillo, los restos de la vida vegetal de los alrededores, en otoño casi invierno: agujas de pino, restos de hojas de una falsa pimienta, corolas marchitas de las flores del níspero, último frutal que florece, ya casi en invierno, y el triángulo oscuro de una hoja de almez, que parece cortar la peana. La rana tiene como compañeros de prisión en su estanque a unos peces de colores. No le he puesto nombre todavía; se admiten sugerencias. Aunque lo peor de los nombres propios es que luego te encariñas con ellos... La rana o rano pertenece al género Pelophylax, del griego ?????, guardián, centinela y la raíz ???-, estar, ir, moverse. Y es verdad que va de centinela, muy quieta siempre sobre el ladrillo o una madera de vid que le eché, como una barca para que haga turismo. Equipo:
---
Cámara:PENTAX
Modelo:PENTAX K200D
Iso:400
Exposición (v):1/125 segundos
Apertura (f):4
---
Etiquetas:

Comentarios

Salvador Solé Soriano
Original estampa anfibia. La estética del ladrillo no es la que se suele prescribir para un bodegón, pero ahí está la gracia del asunto. Las estrictas líneas paralelas del ladrillo sirven de pentagrama al caos de hojitas que lo cubren, cual guarnición de naturaleza muerta para la naturaleza viva del sujeto. La edición en colores saturados (aunque sin pasarse) realza a la escena.  Doñe Pelophylax me parece digno nombre para este inquilin@ de sexo indeterminado. Mis defectos no terminan con el rechazo a la ópera; tampoco me gusta el vino (soy un a-ni-mal, soy un a-ni-mal) ni las mascotas domésticas, por solo citar dos pasiones todavía más extendidas que la operística. Gracias por tus numerosos y amables comentarios, José.
Antonio Cuenca. vaya
excelente composición y toma con un detalle extraordinario, te felicito, un saludo.
José Biedma López
La página no ha podido reproducir los grafemas griegos, así que los transcribo a latinos. Pelophylax viene de la raíz 'pél-', moverse, ir, estar; y de 'phylax', centinela vigilante. No deja de sorprenderme lo bien que suelen los naturalistas nombrar a los géneros y las especies. Estas ranas, cierto, parecen estar de vigilantes o centinelas de la charca o el estanque en que habitan.

Gracias, Salvador y Antonio, por vuestros amables comentarios
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.