FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

¡Los saltícidos! arañas de pequeño tamaño y de costumbres saltarinas: Las arañas más adorables de todas. Se pasan la vida correteando, acechando y saltando sobre las confiadas presas con una técnica que recuerda -salvando las distancias- a la de los felinos. Esto, los saltos, lo consiguen gracias a un sistema hidráulico muy sofisticado. Pero... ¿cómo cazan? cuando detectan una presa, se quedan un rato mirándola y parece como si se preguntaran a sí mismos: "¿merece la pena gastar energía en esta presa?" Este comportamiento instintivo obedece a un compromiso evolutivo, pues al ser pequeños animales de metabolismo rápido, no pueden permitirse fallar muchas veces. Una vez identificada la presa, estas arañas suelen generar un hilo de seda o “paracaídas” antes de abalanzarse sobre ella. Así, si fallan, evitan caer al suelo o ser arrastradas por una corriente de aire. Tras el contacto con el desdichado animal, inyectan un veneno que le inmoviliza, evitando así su escape. ¡Y qué decir de su vista! Es sorprendente saber que tienen una vista más sofisticada que las libélulas, los insectos con mejor vista de todo el mundo animal. A pesar de ello, su campo ocular está limitado, pues al no poder girar la cabeza, tienen que realizar movimientos corporales continuos para interpretar correctamente el espacio tridimensional.

--- Cámara:Canon Modelo:Canon EOS 200D Iso:100 Exposición (v):0.6 segundos Apertura (f):4.5 ---

Luis Ruiz

En fotored desde 17/07/2012

Ficha personal
  • hace 2 meses
    Salvador Solé Soriano
    Tremendo monstruo y una imagen apoteósica. Las explicaciones se agradecen pues incluso para quienes hemos oído hablar (y visto ejemplares) de esta familia, los datos que facilitas completan el cuadro. Lo que no acabo de entender es cómo un bicho tan acelerado y nervisoso puede quedarse quieto el tiempo necesario para las quizás 80 o 120 tomas necesarias para sacarlo así de chulo y enfocado (¿duerme?¿se le puede hipnotizar?)
  • hace 2 meses
    Luis Ruiz
    Hola Salva. Bueno, lo primero es agradecerte los comentarios tan halagadores que haces a la foto. Gracias. Y ahora paso a dar respuesta a tus preguntas. Pues sí, una de las limitaciones de este tipo de fotos es que requieren una cantidad considerable de fotos (pueden ser 10 o pueden ser 200; depende de múltiples factores) y durante el proceso de fotos no puede haber el más mínimo cambio de luz ni de movimiento.  En los elementos inanimados no hay problema. En los vegetales se dan casos de decaimiento por deshidratación, pero son fácilmente predecibles y solucionables. Pero, ay, con los animales es todo más complicado. Es verdad que no todas las especies son nerviosas ni todas las nerviosas son siempre así. Una araña comiendo suele estar muy tranquila. Una araña aburrida, también. Un insecto frío (del frigorífico) está bastante quieto durante un buen rato, suficiente a veces para una sesión. Y uno muerto es evidente que no se mueve nada, pero suele perder "la frescura" de la naturalidad y colores que tienen en vida, de ahí que trate siempre que se pueda de fotografiarlos vivos.  También es cierto que no todas las especies son lo mismo: una mosca, una pulga, una hormiga, etc son especies que pasan por el congelador sin ningún remordimiento previo.  En el caso de esta araña te digo que la tuve varios días en cautividad y, aunque nerviosa, pasaba mucho tiempo quieta (¿aburrida?) pero suficiente para hacerle una serie rápida con los dedos cruzados y un par de tilas entre pecho y espalda. No siempre funciona (de hecho pocas veces) pero en este caso se portó como una campeona y ahí está el resultado que veis. Tengo más fotos de arañas comiendo y otros insectos también vivos, pero también tengo otros en versión "dead". 
  • hace 2 meses
    Luis Ruiz
    Por cierto, en el caso de esta araña y una vez que me regaló el posado de la foto, la solté en el mismo sitio del parque donde fue capturada... pero una semana después y una mosca de merienda que le di el día anterior a la suelta. Ah, la fresa de la otra foto me la comí después de la sesión. A veces soy más cruel con las plantas que con los animales... 
    • Salvador Solé Soriano :hace 2 meses Muy meritorio llevar a cabo estas sesiones con animales vivos, ya que la de veces que una serie se frustra a la mitad o hacia el final debe ser importante. No es cosa que cualquiera esté dispuesto a acometer.
  • Impresionante. Me encantan estas saltarinas.. Nunca he intentado una aproximación tan grande por el problema que has comentado...... Me alegro que no uses malas practicas para conseguir una fabulosa fotografía.... La explicación de lujo. Enhorabuena
    • Luis Ruiz :hace 2 meses Es que las saltarinas son impresionantes. Yo también soy un aficionado al macro normal y he conseguido fotos bastante decentes de estas especies pero al nivel de detalle y aumentos que se consiguen con esta modalidad ni se le acerca. La verdad es que con una inversión de unos 100 € puedes hacerte con un equipo nuevo de macro extremo e iniciarte en él. 
  • Maravillosa. Poder obtener este grado de detalle es un lujo. Muchas gracias por darnos la oportunidad de disfrutarlo.!! Gracias también por explicar la técnica!!