Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Sólo un documento (marta Liber)
 

Sólo un documento

Descripción: Esta es una historia con final feliz.
Año 2010. En el antiguo zoo, hoy ecoparque, había (y hay)un garzal. Cantidades de garzas blancas, garcitas chicas, garzas brujas, y otras.
A mi me gustaba tomarles fotos, tantas que Salvador llegó a decirme que estaba harto de mis garzas, jaja..Iba casi a diario, y un día presencié cuando una garza bebé caía del nido. Esperé un rato para ver si sus padres la venían a buscar, me desesperé y llamé a mi hija. Ella llegó con una provisión de pescaditos por si tenía hambre.
Decidimos llamar a gente del zoo para ver que hacíamos porque la palmera estaba rodeada de agua, como en una isla. Ellos dijeron que se ocuparían y así fue. Los veterinarios nos informaron sobre la cantidad de alimento que había que darle y se lo poníamos en un balde con agua para que se alimentara solo.
Cuando nos veía llegar venía raudamente a saludarnos. Y así hasta que voló hasta donde estaban sus congéneres.
Y colorín colarado...
Y no subo más documentos para no enojar a Salvador...
Etiquetas:

Comentarios

Salvador Solé Soriano
Supongo que la imagen muestra a tu hija dándole de comer a la garza adoptada, ya crecida.
La relación del ser humano con los animales es digna de estudio antropológico por sus numerosas contradicciones y lo mucho que delata de nuestro caos sentimental. No lo digo por la historia que cuentas, que nada tiene de discutible. Las garzas suelen vivir en los zoológicos por propia iniciativa; no acostumbran a estar enjauladas ni se les recortan las alas para que no huyan. En el zoo de Barcelona también hay una colonia, desde hace muchos años. Allí han encontrado un entorno seguro, a salvo de depredadores naturales (esos, sí que están enjaulados...) La gente les da de comer e incluso, como en el caso que cuentas, velan por su seguridad y bienestar. Libres, bien alimentadas y bien cuidadas, su situación es la envidia de media humanidad... Una especie de Dinamarca aviar.
Respecto a la foto, opino que el momento está bien captado, el golpe de flash es suave y los colores, realistas.
marta Liber
Si Salvador, es mi hija.En nuestro ex zoo no alimentaban a las garzas, ellas se buscaban solas el sustento y ahora seguirán haciéndolo. Nunca pudimos acercarnos a ellas pues el garzal está rodeado de agua. 
Muchas gracias por tu siempre amable atención, un abrazo
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Mujer, no creo yo que Salvador, con su demostrada afabilidad y cuidado saber estar se enojara mucho, puede que un poco aburrido, pero no me  lo imagino riñendote a cara de perro jeje.
Un bonito momento el captado
marta Liber
Es cierto, lo tenía aburrido, jaja..
Muchas gracias, un abrazo!
david Pérez Hens
Momentos...Ultreia
marta Liber
Hola David, perdona mi curiosidad. Siempre utilizas el término "ultreia" y en el diccionario no figura. Podrías decirme el significado? Soy argentina y algunos términos me resultan extraños. Muchas gracias!
Miguel Angel Vázquez Márquez
Pues es entrañable lo que cuentas, y la foto lo documenta a la perfección.
En cuanto a la relación animales / hombres últimamente he leído que fueron ellos los que iniciaron los contactos con nosotros porque a nuestro alrededor solía haber comida y hasta refugio. Aunque en el fonod la relación sea un poco interesada, ellos también nos muestran su aprecio a su manera. Dentro de unos años y al paso que vamos los Jabalíes será perritos falderos...
marta Liber
Es como tu dices, se acercan por la comida y algunos muestran agradecimiento.
Muchas gracias, un abrazo!
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.