Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Sonrisa letal (Salvador Solé Soriano)

Sonrisa letal

Fecha y hora (original): 17/04/2015 21:01:54 Fecha y hora (digitalizado): 29/03/2015 11:24:00 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 200 Tiempo Exposición (v): 1/160 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: Uno de los atractivos de los grandes ríos africanos son los cocodrilos del Nilo (Crocodylus niloticus), monstruos que pueden alcanzar los seis metros de longitud y cuya sonrisa solo cierto tipo de fotógrafo quisiera ver de cerca. No desperdicié ese privilegio y opté por un encuadre cerrado para resaltar el detalle y la sangre coagulada en los dientes; toque macabro la mar de resultón. La imagen está tomada desde la barca de la UWA (Uganda Wildlife Authority) durante un recorrido por el el Nilo ugandés (Murchison Falls N.P.). El ejemplar de la toma debía rozar los cuatro metros de largo y posó impasible hasta que, con unánime respingo de los espectadores, se metió de golpe en el agua. Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 50-500 mms. f; 4.0 - 6.3, a pulso desde embarcación.
Iso:200
Exposición (v):1/160 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

María Jesús López B.
Bienvenido Salva. 
Guauu!... seguro que a mi me temblaría el pulso delante de un ejemplar tan grande y ....tan feroz como es un cocodrilo. El detalle de los dientes de lo mejor para hacernos una ligera, pero realisima, idea de lo que come y mastica el "animalito".
La textura de la piel..impresiona. ¿Como sera su piel?: ...aspera, suave. Mejor no probar suerte ¿verdad? ...tú lo has tenido muy cerca .....jijijijiji.
Buenisimo retrato.
Salvador Solé Soriano
Fotos como ésta las hace uno con entusiasmo e intentando sacarle el máximo partido a la situación, que suele ser breve y cargada de limitaciones. Por eso me sienta de maravilla que alguien les preste atención. No, no llegué a tocar al bicho (estuve a cuatro metros de él) e ignoro qué tacto tiene su piel. Pero puedo decirte que con esos dientes solo apresa y desgarra pues son herramientas romas para sujetar. Cuando no se puede tragar la presa entera (como es su costumbre con aquellas que son de escaso tamaño) la destroza dando tirones con la cabeza y, a menudo, haciendo girar todo el cuerpo en torniquete hasta que se queda con un cacho en el cepo de sus mandíbulas. Y luego se lo traga, nunca mastica. Vamos, que lo es que sofisticación gasta bien poca... Gracias por tu interés, Mª José.
Luis Garcia Nieto
Hombreeee... Salva... bienvenido a "La Civilización". Supongo que con las pilas vitales cargadas y las tarjetas de memoria a reventar. Más te vale, porque estos viajes no se dan todos los meses; al menos hasta que hagan una línea de Metro con un transbordo en Chiclana y otro en "Estación Sahara".
Y la foto esta es una gozada; El contraste entre la textura y color de la piel con los agresivos dientes (por mucho color cálido que tengan) es abrumador. Llama la atención casi como un bofetón por mucha sonrisa que parezca. Bufff... ¡menudo bicho! Debe ser impresionante estar a la misma distancia que la longitud que tenía (4 m según tus palabras), con lo cual la descarga de adrenalina debía ser casi perjudical para el body. 
Bueno Salva, pues bonita foto y que me alegro que estés de vuelta y hayas podido sobrevivir a cosas como esas; (y no te hagas el chulito que no sería el primero que ha caído devorado sin pensar, ni por lo más remoto, que eso le pudiera pasar a él) ;-)
Salvador Solé Soriano
Je! No sé si me hubiese acercado a pie a 4 mts. de ese bicho; como estoy un tanto ido, igual sí, pero no apostaría al respecto. La alta borda de de la embarcación ofrecía cabal protección y por eso los guardas del parque se arrimaron tanto, ya que no están interesados en dar de comer turistas a la fauna del río. Vamos, que el riego es mucho menor del que el golpe de zoom parenta. Por otro lado, me regocija ver con cuanto acierto has valorado lo que pretendía mostrar en esta foto; el feroz contraste entre dientes y escamas y la sensación de peligro resultante que, aunque no sea real, le otorga fuerza a la imagen. Considero ésta una de las mejores tomas que logré en mi viaje y me congratula ciento que l@s colegas sepan apreciarlo.
Alberto Arcos Hurtado
No solo destaca su relieve y ese colorido frente al fondo, sino la disposición y juego de líneas que hacen los elementos de la foto. Estupenda foto
Antonio Cuenca. vaya
hola Salvador, que bueno tenerte de nuevo entre nosotros, excelente y sensacional toma, la textura y detalle en todo su conjunto, son todo un lujo, te felicito, un saludo.
F. Xavier Vilamanyà Prat
Te faltó poner una moneda de 1€ para poder darse cuenta del tamaño de semejantes dientecillos :)
Salvador Solé Soriano
Me faltó valor para saltar al agua desde la barca y ponerle la monedita sobre el hocico... El diente más grande mediría cosa de 4 cmts. Gracias por tus comentarios, Xavier.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.