Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Cálao terrestre norteño (Northern Ground-hornbill) (Salvador Solé Soriano)

Cálao terrestre norteño (Northern Ground-hornbill)

Fecha y hora (original): 24/05/2015 15:58:53 Fecha y hora (digitalizado): 26/03/2015 11:12:41 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 100 Tiempo Exposición (v): 1/400 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: Mi gusto por lo grotesco (que es lo feo pasado de vueltas) se extiende a la etérea comunidad aviar que tanto me seduce. Sin desmedro de las especies hermosas, siento una atracción irresistible por las extrañas o esperpénticas. De ahí que, en este caso, sacrifique el típico perfil documental (la vista que - habitualmente - mejor muestra los rasgos y proporciones del pájaro) por esta toma frontal que hace difícil comprender cómo se vería la cabeza de lado, cuan largo o corto es el pico y qué demonios es lo que tiene encima del mismo. Todo para captar el aspecto más alucinante de esta especie. El Cálao terreste norteño (Bucorvus abyssinicus) se distribuye geográficamente en una estrecha franja (no más de 800 km de altura) que va desde Senegal hasta el oeste de Kenía, con un “apéndice” que cruza hasta el norte de Etiopía. Habita sabana más o menos herbosa, a veces sub-desertica, y también colinas rocosas. De punta de pico a punta de cola mide entre 90 y 100 cm. Solo los machos poseen esa bolsa hinchable de piel roja en el cuello. La llenan de aire en sus llamadas nupciales (un modesto trompeteo) para reforzar el reclamo sonoro con una señal visual. Se alimentan de grandes invertebrados (langostas, coleópteros, arácnidos, escorpiones…) y pequeños vertebrados; lagartos, ratones… Es de las pocas aves que consumen tortugas. Lógicamente, solo se comen las pequeñas, ya que las puede tragar enteras. Tampoco hace ascos a la carroña, la fruta, las bayas y las semillas. Es de hábitos sedentarios aunque se han registrado desplazamientos de varios cientos de kilómetros de jóvenes en busca de territorio propio o durante las sequías para encontrar zonas con más sustento. La toma está realizada en el área de Budongo (centro-oeste de Uganda) donde solo los bosques están protegidos pero donde también fuera de ellos persiste una avifauna interesante. Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 50-500 mms. f; 4.0 - 6.3, a pulso.
Iso:100
Exposición (v):1/400 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Quim Montaner Fernández
Como animal es ciertamente grotesco, aunque personalmente me gustan los animales raros, así que éste me parece genial. 
chedey santana
Se cebaron con el colega, pero supongo que por su estilo de vida y zona, no le quedo otro que ese aspecto... Me parece gracioso que los más sedentarios se alimenten de bayas... Así que, el que se lo curra come  langosta entre otros... Y otra cosa curiosa son la patas, se le ven fuertes. 
Y para terminar poso la mar de bien. Buena pillada.
Antonio Cuenca. vaya
excelente toma, te felicito, un saludo.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.