Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Casuario común (Southern Cassowary) (Salvador Solé Soriano)
 

Casuario común (Southern Cassowary)

Fecha y hora (original): 07/09/2018 14:02:18 Fecha y hora (digitalizado): 26/10/2017 00:08:24 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 1600 Tiempo Exposición (v): 1/200 segundos Apertura (f): 5.3
Descripción: Los casuarios (tres especies) son propios de Papúa Nueva Guinea e islas próximas y uno de ellos, el Casuario común (Casuarius casuarius) colonizó Australia donde, actualmente, solo existe en tres áreas relictas al N.E. de Queensland. En el 2010 se estimó que allí quedaban unos 2500 ejemplares y que la población, gracias a la protección de sus últimos reductos, se había estabilizado. Al igual que el avestruz, los ñándus y el emú, los casuarios son aves gigantes no voladoras pero, además, son las únicas que se han adaptado a vivir en la selva.
De punta de pico a punta de cola la hembra del Casuario común alcanza los 170 cm y los 58 kg. Los machos son más pequeños (máximo 34 kg). Se alimenta de frutas caídas y también pica bichos, desde grandes invertebrados a peces, ranas y roedores. Se le ha visto atacar a gallinas y también comer huevos de charrán. En 198 muestras fecales se encontraron semillas fértiles de 56 especies de plantas, lo que significa que este ave siembra el bosque con lo que el bosque le da de comer. Gracias a él, la jungla se regenera e incluso se expande, pues también se pasea por las zonas abiertas contiguas.
Este ave tiene fama de violenta porque defiende a sus pollos con embestidas de su casquete córneo y una uña gruesa, afilada y de 9 cm de largo que convierte en muy peligrosas sus ya de por sí temibles coces. En estos tiempos de violencia machista, ojalá más madres gozasen de tan buenas defensas… El armamento de los casuarios se originó en una era anterior, cuando el ser humano no había acabado con sus depredadores; los parientes cachas del extinto lobo marsupial. Actualmente es difícil ver un casuario en Australia, así que podéis comprender lo mucho que nos alegramos cuando, tras casi cuatro horas de espera y de patear senderos, un ejemplar joven (el de la foto) salió a darse un garbeo por el entorno del parquing del Mount Hypipame N.P. ¡Bingo!
Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) y trípode.
Iso:1600
Exposición (v):1/200 de segundo.
Apertura (f):5.3
Etiquetas:

Comentarios

Miguel Angel Vázquez Márquez
Esta claro que la ocasión la pintan calva. El ave es magnífica y debe impresionar verla tan cerca con ese cresta cornea y esos coloridos. Es realmente exótica  y llamativa. Un lujazo de foto, se aprecia todo nítidamente. Y es muy curioso su pelaje.
Enhorabuena!!
Salvador Solé Soriano
En efecto, si eres un friki de las aves, encontrarte con este bicho (lo llegué a tener a menos de 2 m) es una pasada. Y su pelaje estan "mamífero" que resulta fácil olvidarse de que s un plumaje. De hecho, cumple la función de un herbívoro, como los corzos, que no existieron en las selvas Australia (aunque sí fuera de ellas; los canguros). Gracias por tu interés y amable comentario, Miguel Ángel.
marta Liber
Que buen encuentro tuviste! Excelente imagen y detalles de lujo. Como siempre muy buena info, te felicito!
Salvador Solé Soriano
¡Hola, Marta! Te agradezco tu amable comentario.
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Tremendo retrato Salva, toda una recompensa a la constancia. Enhorabuena
Salvador Solé Soriano
¡Je! Gracias, Txema. Es una gozada compartir los vicios con colegas tan comprensivos.
Lucas Gutierrez Jiménez
Una joya de ave y un momento especial para todo un enamorado de las aves.
Salvador Solé Soriano
Gracias, Lucas.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.