Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Colonia de aves marinas (Salvador Solé Soriano)
 

Colonia de aves marinas

Fecha y hora (original): 30/04/2018 08:55:12 Fecha y hora (digitalizado): 29/10/2017 23:51:56 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 100 Tiempo Exposición (v): 1/500 segundos Apertura (f): 5.6
Descripción: La Gran Barrera de Arrecifes no solo es valiosa por su riqueza submarina; tanto pececillo y tanto atolón sirve de alimento y criadero (respectivamente) para miles de aves marinas que encuentran allí un reducto sin depredadores terrestres que amenacen sus nidos a ras de arena. Aunque ya muy afectada por el cambio climático que ha sobre-calentado el agua y matado enormes cantidades de coral, la Gran Barrera de Arrecifes sigue siendo un paraje natural espectacular y lleno de vida, uno de esos sitios que emociona visitar porque son únicos en nuestro planeta. Desembarcar en Michaelma´s Cay, una barra de arena coralina de 600 m de longitud por 120 m de ancho, fue como pisar un paisaje onírico. El sol pegaba de plano en cuanto despejaban las nubes, eso sí… Tres de las cuatro especies de aves que allí abundan eran nuevas para mí y, debido a la protección de que goza el lugar, los pájaros no temen al ser humano y se dejan retratar de cerca. Eso se consigue limitando la zona de desembarco (100 m de playa) con una valla de postes y maroma que contiene al turismo dentro de unos límites dejando libre el 90% de las isla. Desde esa zona hice todas las fotos que pude, una de las cuales es esta. Más adelante subiré retrato y explicaciones de la Tiñosa boba, esta especie de charrán oscuro con coronilla clara que se apiña al filo del agua, en una zona de descanso y aseo separada del área de cría donde están los nidos, en el interior de la barra. Realicé la toma con el mínimo milimetraje de mi objetivo de 150-600 mms, buscando el detalle paisajístico y la distribución de masas en la composición, no tanto la documentación de las aves. Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) a pulso.
Iso:100
Exposición (v):1/500 de segundo.
Apertura (f):5.6
Etiquetas:

Comentarios

Miguel Angel Vázquez Márquez
Envidia cochina. Vi un documental de la BBC hace poco sobre ese paraiso. Debe ser alucinante. Y bucearlo debe ser espectacular. Enhorabuena. Ojala dure siempre.
La foto también es espectacular por como se arraciman las aves cerca del agua. Y el detalle de alguna volando también puntúa en la composición.
Salvador Solé Soriano
Cada cual debería hallar motivos para vivir con la ilusión de que morirá satisfecho de lo que ha hecho. Mi vida se rije por ese canon y visitar lugares como este es algo que no tiene precio; la experiencia dura pocas horas pero el recuerdo te acompaña mientras conserves la memoria y las imágenes incluso me pueden sobrevivir. Enclaves así tienen para mí el valor de acercarme a un planeta que no ha sido alterado por la mano del hombre. No es que todo el mundo sueñe con ser contemplado por un pájaro con el mismo interés que si uno fuese una foca, pero mira por donde a mí eso me hace feliz. Gracias por tu amable comentario, Miguel Angel.
Miguel Angel Vázquez Márquez
Cuando uno no hace más que llevar a la practica sus sueños y anhelos no se le puede reprochar nada!!
Salvador Solé Soriano
Siempre que no fastidie a nadie, añado; en mi caso, reparto la pasta que tanto me ha costado ahorrar por medio mundo. Y las fotos que obtengo pueden alegrarle el instante a más de un@; no es, ni de lejos, lo mismo que trabajar en Médicos sin Fronteras, pero también sirve...
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Para lo que es la foto, las aves podían haber sido una linea de rocas y hubiera funcionado igual. Una buena compo a la que le falla la luz. No se puede tener todo, por lo menos no siempre
Salvador Solé Soriano
No me había percatado de ningún fallo de luz, al menos, no en mi monitor. Pues, si hubiese poca luz, ya sabes que en la edición se le añade la que haga falta. El día alternaba entre nubes y claros y aproveché un momento nublado para evitar el exceso de contraste entre arena clara y aves oscuras. En la edición he procurado evitar que nada quede demasiado quemado, pero la luminosidad (al menos vista en mi pantalla) es muy la que había y la que me procuré captar. Estos lugares se prestan a cargar la mano para hacer lo espectacular aun más llamativo pero he preferido mantener la naturalidad sin sacarle todo el brillo posible a una escena que tampoco pretendía brillante (estaba nublado, ya digo). Gracias igualmente por comentar, Txema.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.