FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Cotinga mayna (Plum-throated Cotinga)

En mi segundo viaje al Manu N.P. (Perú 2011) tuve la suerte de ver este único individuo de una especie que, en la mayor parte de su área de distribución, cuando no es escasa, es rara. La Cotinga mayna (Cotinga maynana) vive en los estratos altos de las selvas amazónicas, es decir, en las copas de los árboles, lo cual todavía dificulta más su observación. Gusta de la jungla humeda e incluso estacionalmente inundada, desde casi el nivel del mar hasta los 700 mts. de altitud. Se distribuye por zonas de Colombia, Bolivia, Ecuador, Perú y Brasil. De punta de pico a punta de cola mide unos 19 cmts. y mientras que el macho presenta el prodigioso azul celeste que se ve en la foto, la hembra es de un pardo estricto, con pecho y vientre de tono crema. En el macho, pecho y vientre (invisibles en la foto) son del mismo azul eléctrico que la espalda y las alas. Que se sepa, esta especie se alimeta exclusivamente de fruta y no se han documentado largos desplazamientos dentro de sus zonas, aunque en ellas nomadea de un árbol a otro, siguiendo la fructificación de éstos. La foto que os muestro es más lejana de lo que se suele considerar documental (y el recorte, tremebundo), pero no me he podido resistir a mostrar este cuadro tan sui generis, en rojos, blanco y azul. Recomiendo verlo con la "bombilla" de debajo de la foto apagada.
Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f:6.3, a pulso. Iso:200 Exposición (v):1/400 segundos Apertura (f):10

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 9 años
    marta Liber
    La crítica la has hecho tu mismo. Ese árbol todo rojo es muy especial y permite con el blanco el lucimiento del azul del ave. La bombilla nosotros la usamos para tomar mate, jaja...
  • hace 9 años
    Rafa Mateos
    Me gusta mucho la compo y el color tanto del árbol como del ave.
  • hace 9 años
    Alberto Arcos Hurtado
    Una composión bonita, con el juego de los tres colores.. curiosa sin duda.
  • hace 9 años
    Daniel Vago
    Interesante Salvador, una clave alta prácticamente. En ocasiones nos acostumbramos tanto a exigirnos acercamientos desmesurados que nos olvidamos de apreciar el entorno en que se observan los bichos, más aún en una "figurita difícil" cómo esta. Te felicito. Saludos!