Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Curruca carrasqueña (Subalpine Warbler) (Salvador Solé Soriano)

Curruca carrasqueña (Subalpine Warbler)

Fecha y hora (original): 01/03/2016 12:05:13 Fecha y hora (digitalizado): 31/03/2011 07:10:14 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D300 Iso: 200 Tiempo Exposición (v): 1/250 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: Las currucas son aves desconocidas para el gran público, que rara vez se fija en algo que sea más pequeño que un pato. Tampoco ellas se dejan ver demasiado ya que son aves de matorral. Y la Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans) no es de las currucas más comunes. Así que, fuera del círculo ornitofrikie, nadie sabe su existencia. Se trata de una de esas aves que emigran hasta el sur del Sáhara cuando en Europa (su zona de cría) llega el otoño. Para eso tienen que atravesar, dos veces al año, unos de 1500 km del peor desierto, cosa nada fácil ni placentera aunque seas Lawrence de Arabia. La Curruca carrasqueña mide cosa de 12 cm de punta de pico a punta de cola. El ejemplar de la foto es un macho; las hembras presentan tonos menos saturados en el pecho, lo cual hace casi invisible la diagnóstica bigotera blanca. También carece de rojo en el anillo ocular que, en su caso, es de color crema claro. Su distribución mundial se limita, en primavera y verano (época reproductora) a la Europa suroccidental, desde Portugal hasta el tercio oeste de Turquía, con poblaciones en la franja africana del Mediterráneo, entre Marruecos y Túnez. Típicamente, habita matorral alternado con encinas y alcornoques desde el nivel del mar hasta los 2.200 m en el Atlas marroquí (1700 m en Europa). Siente preferencia por terrenos que se quemaron pocos años atrás y están rebrotando. Se alimenta sobre todo de invertebrados y sus larvas, aunque también consume bayas y frutillas cuando escasea la “carne”. Tomé la foto durante la primavera del 2011 en el Parc de la Ciutadella, un lugar donde, en esa época, no es difícil observar ejemplares que hacen una parada en una peregrinación que, como lejos, hacia el norte, los llevará hasta la Italia septentrional. Equipo: Cámara Nikon D300 con objetivo Sigma 150-500 mms. f; 5.0 - 6.3 y trípode.
Iso:200
Exposición (v):1/250 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Antonio Cuenca. vaya
Hola Salvador, una preciosa y bella toma, con un color y detalle de lujo, te felicito, un saludo.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.