Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
La danza de la miseria (Salvador Solé Soriano)
 

La danza de la miseria

Fecha y hora (original): 02/08/2013 14:03:00 Fecha y hora (digitalizado): 23/07/2013 09:08:50 Cámara: Canon Modelo: Canon PowerShot G12 Iso: 80 Tiempo Exposición (v): 1/30 segundos Apertura (f): 4
Descripción: Hacía tiempo que no subía una imagen de denuncia. Estás fotos no son agradables de ver porque nos meten la cara en la triste palangana de la miseria o, en el mejor de los casos, de la picaresca (que no deja de ser una palangana triste). En este caso, la pose de la mendiga me llamó la atención no solo por lo dramática si no por delatar lo en forma que tenía las vertebras lumbares; casi tanto como una bailarina de ballet contemporáneo cuya postura me recordó (de ahí, el título). Mi barrio (el gótico) acoje la mayor afluencia de turismo de Barcelona (que se dice pronto…) por lo cual es un filón para todo tipo de mendicidades, resultando muy difícil distinguir entre quien lo está pasando realmente mal y quien practica una lucrativa estafa. Con semenjante tesitura, un@ no sabe, cuando da limosma, si está realizando un acto de caridad o si acaba de hacer el primo, duda que acaba por perjudicar a quienes están verdaderamente necesitad@s. Equipo: Cámara canon PowerShot G12, a pulso.
Iso:80
Exposición (v):1/30 de segundo
Apertura (f):4
Etiquetas:

Comentarios

José Biedma López
¡Impresionante! Cantata patética en gris. ¿Estás seguro de que es una mujer? Los pies y manos se me antojan hombrunos. No obstante, la nalga es suave, femenina. Las autoridades y las Oenegés recomiendan no dar nada, pues todavía contamos con servicios sociales para atender las necesidades básicas y, dando, alimentas el "oficio". Particularmente indigno cuando se usan niños para inspirar piedad. Pero el corazón ha de ser libre. Suelo mostrarme dadivoso con los que ofrecen por lo menos música a cambio...
Salvador Solé Soriano
Al igual que tú, pocas veces doy limosna a quienes solo ofrecen un retablo patético, aunque soy algo más generoso con quienes se esfuerzan en decorar la vía pública con su talento. Gracias por el comentario, José.
Abrahan Manuel Francisco
Buena Toma, a  mí lo que más me impresiona de estas personas es la cantidad de horas que pueden aguantar en este tipo de posturas y me hace pensar la necesidad u obligación que tienen que sufrir para estar ahí.
Rafa Mateos
Sobre la miseria y estas personas me dejan sin palabras, solo me cabreo mucho......Sobre la foto la edición y el momento captado soberbio, chapó.
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Coincido en la apreciación de José y la suscribo.
La edición parece encaminada a potenciar el dramatismo inherente a la imagen y es muy potente
Luis Felipe García Bergara
El desaturado selectivo ha quedado muy bien. Una escena con alto contenido emotivo de todas formas.
María Jesús López B.
En Madrid también estamos "acostumbrados" a ver escenas pasivas como esta y otras más cercanas y activas, materialmente se te echan encima en el Metro y en algunos lugares públicos.
Creo que nuestra sociedad actual existe más solidaridad (servicios sociales y personales) que antes pero también más picaresca y escenografía de la miseria. Yo no suelo dar limosnas a personas individuales que no conozco y si doy donativos a organizaciones conocidas por su larga trayectoria en servicios humanitarios como Cruz Roja o Caritas.
***
Excelente la edición. 
Paco lopez Requena
Una escena tristre, pero real como la vida misma, en tiempos que corren,   la fotografia genial,
Saludos.
paco Reina
Podría decirse que esta foto transforma en cierta medida la miseria humana en algo bello y como tal rescata la humanidad en apariencia perdida de esa pobre persona. Es como si gracias al arte lo olvidado (por feo, rutinario e hiriente) volviese a la vida, y se hiciese presente a nuestros ojos y nuestra conciencia (espero),
Una foto extraordinaria.
Salvador Solé Soriano
Sí, Paco, tu comentario es el que más se acerca a mi intención; embellecer sin mentir. Mostrar lo crudo de manera que seduzca al sentido de la estética pero no eclipse la dura realidad. El BN es una técnica muy chula pero no deja de alejarnos de la realidad. Al preservar de él la carne, estoy haciendo patente que se trata de un ser real - una persona - no solo una excusa estética. Atender al arte y la humanidad no es tan difícil, a poco empeño que se ponga. Gracias por tu agudo comentario.
Alberto Arcos Hurtado
Una edición excelente y coincido con la apreciación que comentas en el texto. En esta foto, me gusta hasta el título.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.