Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Mantis Orquídea (Hymenopus coronatus) (Luis Garcia Nieto)
 

Mantis Orquídea (Hymenopus coronatus)

Fecha y hora (original): 23/10/2014 20:03:29 Fecha y hora (digitalizado): 24/01/2014 11:22:42 Cámara: Canon Modelo: Canon EOS 70D Iso: 200 Tiempo Exposición (v): 0.2 segundos Apertura (f): 10
Descripción: ¿Adivinais por qué se llama Mantis Orquídea...?
Cuando está en su elemento comprendes el por qué de sus exóticas formas. Parapetada sobre una flor de orquídea, la mantis del mismo nombre permanece quieta, catatónica, durante horas, hasta que algún incauto insecto se posa en las inmediaciones, cuando no directamente sobre ella. Antes de que pueda saber por dónde vienen los tiros, se encuentra atrapado por dos brazos espinosos y comenzada a ser devorado sin solución de continuidad. La Naturaleza en todo su esplendor y crudeza.
La foto está hecha en terrario.
Un saludo.
Equipo:
---
Cámara:Canon
Modelo:Canon EOS 70D
Iso:200
Exposición (v):0.2 segundos
Apertura (f):10
---
Etiquetas:

Comentarios

david Pérez Hens
Espectacular camuflaje. Preciosa imagen.Ultreia
Luis Garcia Nieto
Gracias David. Eres muy amable. Un saludo.
marta Liber
Buenísima la foto y la explicación, muchas gracias por todo!!!
Luis Garcia Nieto
No hay de qué, Marta. Gracias a ti por comentar.
Un abrazo.
Salvador Solé Soriano
Excelente toma para que se vea a tan extraordinario sujeto en su lugar habitual de emboscada. El fondo oscuro es un acierto y la iluminación me parece impecable, por uniforme y natural. ¿Qué pasaría si en el terrario le pones una rosa roja?
Luis Garcia Nieto
¿Si le pongo una rosa roja...? No sé... igual se me hace socialista, ja, ja...
Bueno, fuera de bromas, la capacidad para variar de color y adaptarse al entorno es limitada. Limitada y lenta; nada que ver con camaleones o cefalópodos que, estos sí, son la repera limonera. Las mantis tardan días y aún así hay veces que no cambian de color ni aunque las pongas en un bote de pintura. A saber lo que hay en las cabezas de estos animalejos...
Pero ¿ves cómo ya te pica la curiosidad?; en el fondo, los invertebrados son tan fascinantes como las aves o mamíferos... o incluso más!. 
 
Salvador Solé Soriano
Siempre supe que los invertebrados son tan fascinantes (o más) que los mamíferos o las aves. La naturaleza no tiene límites para innovarse ni para sorprender a uno de sus productos más polémicos (nosotros). Somos las personas - cada cual - quien tiene límites y se decanta, a saber porqué, por un tipo de bicho u otro. Piensa que mucha gente a lo máximo que se puede apegar es a un chiguagua... ¡Eso sí que son límites! 
Antonio Cuenca. vaya
extraordinaria y excelente toma, con un colorido y composición sensacional, te felicito, un saludo.
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.