Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Pato mandarín (Mandarin Duck) (Salvador Solé Soriano)

Pato mandarín (Mandarin Duck)

Fecha y hora (original): 12/02/2017 23:42:42 Fecha y hora (digitalizado): 27/01/2017 09:27:11 Cámara: NIKON CORPORATION Modelo: NIKON D7100 Iso: 100 Tiempo Exposición (v): 1/320 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: Quien más, quien menos, ha visto esta alucinación de la madre naturaleza en fotos o usada como decoración en estanques de parques y jardines. Yo he necesitado 19 años para poder verla en estado salvaje y eso yendo a Corea del Sur, donde es escasa. Su área de distribución natural abarca al extremo S.E. de Rusia, el rincón N.E. de China, Japón y Taiwán. En invierno, las poblaciones norteñas emigran al cuadrante S.E. de China. Fue introducida en Inglaterra a principios del s. XX, en Irlanda en 1978 y también hay poblaciones ferales en Francia y en Suiza, así como en E.E.U.U. y otros varios países del mundo ya que el ser humano no se ha resistido a rodearse de aves exóticas tan espectaculares como esta (o los faisanes). Debido a ello, tal como comentaba al principio, este pato le resulta familiar a todo quisque, aunque solo una minoría lo haya visto en libertad, incluso en Europa.
Por su aspecto compacto parece pequeño, pero no; de punta de pico a punta de cola mide entre 41 y 51 cm, que es lo mismo que mide el Silbón europeo (Mareca penelope). La hembra del mandarín, aunque mucho más discreta que el macho, también es preciosa; véase la parejita en la foto asociada.
El Pato mandarín (Aix galericulata) habita lagos y ríos rodeados de bosque y vegetación frondosa, generalmente con aguas tranquilas o de moderada corriente. Pertenece a ese club excéntrico de patos que nidifican en huecos de árboles, como si de búhos se tratase. Curiosamente, una parte importante de su dieta la componen diversas semillas grandes; bellotas, nueces y castañas. Por todo ello (entorno arbolado, nidificación y dieta) se le puede considerar una anátida forestal. No obstante, también consume plantas acuáticas e invertebrados (caracoles, insectos…) e incluso algunos vertebrados como renacuajos, ranas y peces. Durante sus primeras semanas de vida, los patitos crecen a base de insectos, aunque luego su dieta se diversifica. Quizá el bicho peque de ostentoso, pero menudo espectáculo…

Equipo: Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. y trípode.
Iso:100
Exposición (v):1/320 de segundo.
Apertura (f):6.3

Etiquetas:

Comentarios

marta Liber
Muy bonita la foto anterior en ese espectacular paisaje. Es una especie de belleza espectacular. Tuve oportunidad de tomarle fotos en el parque temático Temaikén. A quienes visitan Buenos Aires les recomiendo visitar este parque. El habitat de los animales y el cuidado que reciben no son comunes en el mundo. Se especializan en recuperar fauna y liberarla. No soy partidaria de los zoológicos pero este espacio, de una enorme superficie es muy concurrido por aves silvestres, patos siriri, garzas de todo tipo, etc. que vienen de visita. Y tus fotos muestran muy bien los detalles de la especie.
Salvador Solé Soriano
Gracias, Marta. Hay zoológicos y zoológicos, no todos se pueden considerar iguales. Aun así, las aves y otros animales allí albergados corren casi siempre algún riesgo de escaparse y prosperar en un entorno distinto al originario desplazando a especies autóctonas. Por eso opino que cuanto menos zoológicos, mejor. Y los centros de recuperación, idealmente, hay que ubicarlos en los países a los que pertenezcan las especies a recuperar; es allí donde debe ser primeramente reconocida su importancia y donde los empleos que genera su recuperación deben beneficiar a la gente. Por desgracia, a veces es un recurso inviable (en países inestables o con nula conciencia ambiental) pues de nada sirve recuperar aves si no se protegen sus ecosistemas nativos; tanto da conservarlas en un recinto como en un tarro de formol, pues son parte del planeta, no de un edificio o un bonito corral. La conciencia ecológica, como el respeto por las mujeres o el bien común, son virtudes que ya están enunciadas y aplaudidas pero todavía poco practicadas. Los zoológicos están cambiando de orientación, a mejor, aunque todavía prima el negocio por sobre la conservación. La salud del medio ambiente y el respeto a toda vida se reconoce como un derecho inalienable que bien puede alienarse en beneficio inmediato de unos pocos, al igual que el resto de derechos. Vamos, que nos queda un largo camino ético y espiritual por recorrer...
Txema Bacaicoa (Colectivo IS)
Luce magnifica, aunque aprecio un poco de falta de nitidez en el ojo. Puede que el recorte haya tenido algo que ver en ello.
Trato de recordar donde los he visto y no se si fue en el río de Zurich, en el Aare de Berna o en algún otro lugar. No se hasta que punto pueden ser considerados salvajes en los entornos que nombro, pero no se observaban barreras que les impidieran moverse con libertad
Salvador Solé Soriano
El recorte es de los gordos ya que el bicho se hallaba a más de 18 m y, por ello, la nitidez se puede poner en entredicho. Pero en eso se les nota la genuinidad; no estaban acostumbrados a la gente y fue imposible acercarse más sin que se largasen. Todos los patos madarines que se encuentran por Europa proceden de parejas artificialmente introducidas pero unas se han asalvajado más que otras, sin que se pueda trazar una línea clara. Se podría decir que, si te ven a menos de 20 metros y no se alejan (nadando o volando), puedes darlos por moderadamente domésticos. Y si se alejan, por cabalmente asilvestrados. Gracias por comentar, Txema.
Miguel Angel Vázquez Márquez
La verdad es que es espectacular. El colorido es muy variado y aquí se aprecia perfectamente. Enhorabuena
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.