FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Un simpático colirrojo

En su entorno, activo y dicharachero como pocos, sin campo libre de sombras ni tampoco fondo uniforme, tal cual sin apenas cocinado, solo un poquitín de máscara de enfoque por eso de que al reducirlas y subirlas a web teóricamente pierden un poco. Saludos.
Sigma 300mm f2.8 EX HSM + Mult. 1.4x --- Cámara:Kodak Modelo:Kodak DCS Pro SLR/n Iso:160 Exposición (v):1/60 segundos Apertura (f):5.6 ---

Carlos Esteban

En fotored desde 06/10/2012

Ficha personal
  • hace 9 años
    Carlos Esteban
    Deseo simplemente comentar un poco, al margen de la propia foto, el equipo, cuerpo de cámara en concreto, utilizado para esta toma. Es una reflex digital ya antigua y obsoleta pero en algunos aspectos aún muy buena. Destaca por encima de todo el que utilice un CMOS full frame y además sin filtro AA, lo que le confiere una gran capacidad de detalle fino. Es compatible casi 100% Nikon, y su calidad de imagen mientras no le subas ISO es sublime. Es y fue utilizado en su día con buenos resultados para fotografía en estudio, con luz abundante y siempre controlada, en campo abierto está un poco más limitada, aunque con objetivos buenos habitualmente siempre da la talla. Saludos.
    • Carlos Esteban :hace 9 años Al final se me ha olvidado decir la cámara que es. Una Kodak DCS Pro SLR/n de 14 Mpx de resolución.
  • Qué bonita pose y detalle en el plumaje. Me gusta el entorno, con esas moras tan sabrosas como para servirse ahí mismo. Es lo que haría ese pajarito seguramente. Slds.
    • Carlos Esteban :hace 9 años Gracias Luis Felipe. Algunas muy maduras sí que picoteó. También acudió por ahí mismo buscando comida algún mosquitero, pero observé una diferencia importante, el mosquitero iba también a las muy maduras, pero a diferencia de este colirrojo lo hacía de forma más rápida y más intensa, y pude ver que realmente el mosquitero iba de caza a por los insectos que también comían de las moras muy maduras ya picoteadas y medio descompuestas.
  • hace 9 años
    Luis Ruiz
    Hola Carlos. Bueno, ya veo que estás muy orgulloso de la cámara. Tampoco olvides que la calidad del objetivo tiene también mucha importancia y, por supuesto, el que maneja todo. Sobre la foto, pues decirte que el pajarillo ha quedado muy bonito de posición, aunque esos retazos de sol le perjudican un poco; en eso no puedes hacer nada. En lo que sí puedes hacer algo más en respecto a la abertura, pues un ave que se mueve entre el ramaje tiene la máxima probabilidad de que aparezca acompañada de un montón de elementos que acaban por distraer mucho la atención restándola al motivo principal que es el ave. Conclusión: abrir a tope el diafragma para que todos los elementos que no coincidan con el plano del ave, queden lo más desenfocados posible. Se gana bastante en estética. Lo que ya no sé es si tu objetivo te permitía aberturas mayores. En cualquier caso, bonita tizona. Un saludo.
    • Carlos Esteban :hace 9 años Hola Luis, estoy de acuerdo con lo que dices, mi orden de importancia sería primero el fotógrafo, luego el objetivo y por último la cámara, aunque siempre hay excepciones o circunstancias especiales en que esto no se cumple. Efectivamente la hora solar era mala, alto, fuerte y duro, y las abundantes ramitas y hojas generaban muchas sombras. El objetivo es un 300mm f2.8, o sea, en esa focal lo más luminoso posible, pero para pajaritos y sin escondite, y más como aquí en sensor FF, o sea, sin multiplicar focal por factor de recorte, se queda muy corto y lo utilizo con un multi 1.4x, es decir, la luminosidad máxima baja a f4, que sigue siendo buena para 420mm. Pero habitualmente por razones de la lógica ligera pérdida a máxima apertura, suelo cerrar 1/3 sin multiplicador y 2/3 con multi 1.4x. Aquí cerré un paso completo hasta f5.6. En mi opinión, habiendo ramitas y hojas o frutos tan cercanos no hay solución posible, a no ser que tires desde muy muy cerca o te lo trabajes en postproceso.
  • hace 9 años
    Salvador Solé Soriano
    Aunque las luces son duras, las sombras han quedado luminosas y las moras del fondo animan el entorno. El sujeto, uno de nuestros más simpáticos y audaces paseriformes, común y atrevido. Uno acaba sintiéndolo ya casi como pariente.
  • hace 9 años
    Norma Betty Lago
    Muy buen acercamiento, el plumaje ha quedado esplendido, las sombras no ayudaron, pero tampoco fueron demasiadas sobre el cuerpo ni tan duras