FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

.... Y mamá ya llegó.

LLega rapidamente y solo permanece unos pocos segundos agarrada al nido, descarga la comida introduciéndola directamente lo más dentro que puede en la garganta de los polluelos, y parte de nuevo en vuelo rápido a por más alimento. No para la pareja hasta que ya cae la tarde, es un continuo sin parar salvo ratos excepcionales en que por ejemplo entra en el interior del nido para asearlo, sacando pequeños restos y pajitas sucias, que directamente saca asomandose y tirandolo hacia afuera.
Sigma 150-500mm OS EX HSM, a 500mm --- Cámara:PENTAX Modelo:PENTAX K-5 Iso:2500 Exposición (v):1/1600 segundos Apertura (f):10 ---

Carlos Esteban

En fotored desde 06/10/2012

Ficha personal
  • Asombrosos instantes Carlos, dignos de un documental si fuera video. Es increíble que hagan un nido allí. Pobres padres, cómo trabajan!!
    • Carlos Esteban :hace 10 años Gracias Luis Felipe. Efectívamente, el trabajo es ímprobo. Y no te digo ya nada sobre el trabajo inicial para construir el nido, digno también de otro documental. Cuando la construcción del nido es desde cero, que no es siempre porque los primeros adultos que llegan intentar reutilizar adecentando los del año pasado, es casi una tarea familiar colectiva, y en un par de días la parte principal de sustentación ya esta hecha.
  • hace 10 años
    marta Liber
    La naturaleza es sabia. Estos bichitos además de construir el nido también lo limpian. Maravilloso.
    • Carlos Esteban :hace 10 años Sí, me imagno que puede llegar a ser importante de cara a que en su interior no proliferen ni hongos ni parásitos. Si al llegar reutilizan un nido ya existente, lo primero que hacen es una limpieza interior desechando cualquier material orgánico previamente existente, luego reconstruyen cualquier imperfección, fijandose principalmente en su sujección y en su abertura de entrada y salida, y por último acondicionan su interior aportando pajitas y otros materiales secos, los que en el transcurso del periodo de nidada van poco a poco reponiendo en la medida que lo necesitan. Aun así es proporcionalmente muy poco el tiempo que a ello dedican en comparación con el que emplean en recolectar y traer alimento a sus polluelos. En el siguiente par de imagenes pongo dos momentos relacionados con esas ocupaciones de limpieza, logicamente todo esto es una forma de actuación totalmente instintiva, que como todas ellas son parte de las que garantizan la posibilidad de perpetuidad de la especie.
  • hace 10 años
    José Arcos Aguilar
    Un poco más y se comen a la madre, extraordinario documento.., saludos.
    • Carlos Esteban :hace 10 años Gracias José, me alegra que te guste. Saludos.