FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

El encanto de la edad madura

Es bien sabido que nuestra sociedad rinde un culto patológico a la juventud. Y aunque nunca se ha podido negar el valor de la madurez, estamos tan mediatizados por la publicidad y la estética cinematográfica que, de entrada, decir que este anciano es bello puede sorprender a más de un@; la tersura de la piel, la ausencia de arrugas, la abundancia y el brillo del cabello… han venido a ser sinónimos de belleza. ¡Ja! Estoy seguro que much@s de vosotr@s estaréis de acuerdo si afirmo que el concepto de belleza es más ancho de lo que se admite de forma irreflexiva y que las anoréxicas de pasarela y l@s sex-bombs no tienen el monopolio del encanto. La foto posee otro valor añadido; es una de las cinco primeras que disparé con mi Canon EOS 20D el 7 de Octubre del 2004, cuando acabada de sacarla de la tienda y me puse a retratar a la gente que pasaba por la Plaça Catalunya (Barcelona). Un toque posterior de falso HDR ha acabado de realzar detalles y volúmenes. Por último, añadiré que la expresión - entre concentrada y preocupada - del sujeto, me parece de lo más contemporánea… Espero que os guste.
Cámara Canon EOS 20D con objetivo Canon 100-400mms. f:4.5-5.6, a pulso. Iso:400 Exposición (v):1/320 segundos Apertura (f):5.6

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • hace 9 años
    Rafa Mateos
    La edición es brutal, felicidades.
  • hace 9 años
    marta Liber
    Las marcas de los años en las fotos siempre me atraen (no así en las mías, jaja...) Sobre todo cuando están tan marcadas como en este caso. Muy buena imagen y excelente cámara la 20 D (yo todavía la uso). Saludos!
  • hace 9 años
    Jesus Monterde Puig
    muy expresiva, y un excelente tratamiento, lo unico que a mi me sobra es la parte de la derecha, no aporta nada, si la mirada fuera hacia ese lugar....... yo la veo en vertical si el corte en la cabeza..........es solo mi opinion....
  • ¡Vaya pedazo de retrato! Opino que este señor no es bello, parece más bien descuidado en su apariencia: barba de varios días, bello en exceso en orejas y cejas y pelo desgreñado....apariencia que tú has plasmado y resaltado de modo soberbio.  
    • Salvador Solé Soriano :hace 9 años ¡Ja! Sí, yo tengo prejuicios sobre el acicalamiento y de ahí que me guste más ese estilo desgreñado que el los abuelos de los anuncios. Gracias por el comentario, María Jesús.
  • Sí Salvador, pero un viejo puede ser limpio y no ser un viejo de anuncio ;-))
    • Luis Felipe García Bergara :hace 9 años En el varón es normal que con los años los pelos de cejas, nariz y orejas crezcan más de lo acostumbrado.
  • Sí Luis, pero al varón adulto también le crecen las uñas ....y se las corta ... ¿no? O_O jejeje  
  • hace 9 años
    José Biedma López
    Ya que habláis de pelos, aventuro la hipótesis antropológica de que esa metamorfosis del pelo que encanece es un signo natural de autoridad o, cuando menos, de experiencia. A mí me gustan esas cejas diabólicas que nos regalan los años, pero a mi amor no, así que me las corta. Y tengo un aparatito especial para pabellones auriculares y orificios nasales, así que puedo presentarme en público con decoro (virtud, entre estética y moral, tan olvidada). Amén a todo lo que has filosofado, Salva. Ortega ya criticó la sustantivación de la juventud en la sociedad de masas: lo que no es más que transición se convierte en sustancia de consumismo estéril y bárbaro hedonismo. A mí me gustan esas frentes en que el tiempo ara su campo de ilusiones desvanecidas y preocupaciones incesantes, ¡maestro! Se atribuye a Calderón la frase de que la fruta hay que buscarla en el mercado a la baja..., entonces, dulce; ya no, amarga.