Al navegar por el sitio aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad. Para más información, visita nuestra Política de cookies. Aceptar
Transformación y decadencia (Salvador Solé Soriano)

Transformación y decadencia

Fecha y hora (original): 10/03/2015 21:22:31 Fecha y hora (digitalizado): 17/03/2008 18:18:41 Cámara: Canon Modelo: Canon EOS 20D Iso: 100 Tiempo Exposición (v): 1/13 segundos Apertura (f): 6.3
Descripción: En muchos pueblos se multiplican las casas abandonadas. Moradas que se habitaron durante generaciones terminan por quedar vacías cuando mueren sus últimos inquilinos o se marchan en busca de las ventajas urbanas. Y, para cualquier edificio, el abandono es la primera fase de la ruina. Intentando que la foto tenga cierto atractivo como tal, le he dado una edición tipo HDR, en monocromo. Pero su valor - a mis ojos - se halla en la historia que explica sin explicar nada; de cómo una puerta grande primero fue reducida y finalmente quedó librada a la entropía de los elementos. Y pasó de ser el nº 5 de su calle a ser el nº 59 sin que ello la librase del desastre. Pero, si os fijáis, la pared donde se halla la puerta ha sido construida a continuación de un muro de más antiguos y nobles sillares. Así que ese viejo y tosco hogar se contruyó aprovechando un edificio anterior. Aunque no es la frase más acertada, me viene a la mente la que en el pasado se escribía en los relojes; “Omnes vulnerat, postuma necat”. Su significado se refería a las horas y la traducción del latín sería; “Todas hieren, la última mata”. ¡Cómo no ponerse sombrío ante realidades como ésta! Equipo: Cámara Canon EOS 20D con objetivo Sigma 10-22mms. a pulso.
Iso:100
Exposición (v):1/13 de segundo.
Apertura (f):6.3
Etiquetas:

Comentarios

Luis Garcia Nieto
Hola Salva.
Algo hablamos sobre el tema en una de tus últimas fotografías; ves estas ruinas y poca gente se para a pensar la cantidad de vivencias, ilusiones, proyectos, decepciones y, en fin, las vidas de algunas personas que bien pudiéramos haber sido nosotros mismos. De hecho, alguna vez será así y, quizá, algún "Salva" del futuro hará una foto a las ruinas de nuestro hogar y pensará cosas parecidas de nosotros sin saber quienes éramos. Tampoco es que importe, porque seremos genéricos; como esos monumentos al soldado desconocido. Estas escenas siempre me ponen un poco tristes porque no puedo evitar ver una derrota tras la lucha. Como dice el título de la famosa novela... La insoportable levedad del ser, de Milan Kundera.
Sobre la foto, pues decirte que está genial. Dramática. Ese tratamiento monocromo y de alto contraste le viene como anillo al dedo. El detalle del número es la guinda para realzar la triste historia. Gran imagen. Enhorabuena.
Un saludo.
Salvador Solé Soriano
Solo hay derrota tras la lucha cuando - incluso si vences - ésta no valió la pena. Y solo hay victoria si acaba por tener buenas consecuencias, aunque en principio la pierdas. No sabemos si la gente que vivió en lugares como éste fue feliz, aunque la vida era muy dura y la felicidad debía durar lo que un suspiro, algo que tampoco ha cambiado tanto desde entonces... A mí me pesa, sobre todo, la perdida de la diversidad en los modos de vivir. Mil gracias por tus magistrales comentarios.  
Antonio Cuenca. vaya
excelente y guapa toma, con una edición de lujo, te felicito, un saludo.
Quim Montaner Fernández
Me encanta la edición del Blanco y negro en esta foto, queda estupenda con la puerta y el concepto de la toma.
Salvador Solé Soriano
¡Muchas gracias, Quim! En FotoRed lo que faltan son comentarios. Gracias a ellos hay intercambio de opiniones e ideas, lo cual, para mí, es tan importante como ver las fotos. 
Para comentar y votar has de estar registrado en FotoRed. Si ya estás registrado, debes identificarte.