FotoRed comparte, aprende y disfruta de la fotografía

Varano de Gould (Varanus gouldi) nº 1

He aquí una varano endémico de Australia que, adoptando el nombre aborigen, mucha gente conoce como “Bungarra”. Puede llegar a medir 140 cm de punta de hocico a punta de cola y alcanza los 6 kg. Es de hábitos diurnos y se zampa cualquier bicho que sea algo más pequeño que él; grandes insectos, ratones, aves, oficios, otros lagartos e incluso carroña. Al parecer es inmune al veneno de cualquier serpiente de su país, que también son presas habituales. Se halla muy extendido en Australia. Se refugia en madrigueras que él mismo excava en tierra blanda pero también puede aprovechar huecos entre rocas o cavidades de árboles. Aunque no he encontrado información al respecto, sus crías deben ser víctimas de aves rapaces y de los zorros introducidos por los ingleses hace siglos, zorros que localmente constituyen una plaga porque depredan sobre muchas especies de animales endémicos y sus crías. Los adultos del Varano Gould, como mucho, podrían temer al Águila audaz (Aquila audax). Yo solo vi este ejemplar (que debía media más de 120 cm) y nos lo encontramos en el N.O. del estado de Victoria. Entre los tres colegas, conseguimos mantener al bicho en zona despejada mientras lo afotábamos; como no quería acercarse a menos de cuatro metros de ninguno de nosotros, la técnica consistía en ponernos delante cada vez que veíamos que cambiaba de dirección y cerrar vías alternativas. Como es un bicho grande y no estaba demasiado acobardado, en tres minutos le habíamos tomado suficientes fotos y lo dejamos marchar, a su paso. Otra de esas experiencias estupendas que proporcionan los viajes.
Cámara Nikon D7100 con objetivo Sigma 150-600 mms. f: 5.0 - 6.3 (Contemporary) a pulso. Iso:320 Exposición (v):1/400 de segundo. Apertura (f):6.3

Salvador Solé Soriano

En fotored desde 22/10/2011

Ficha personal
  • El detalle de la cabeza es espectacular, pero tampoco me disgusta la otra. El bisho es lo suficientemente exótico como para que no te moleste ni el entorno ni que quede algo mimetizado con el. Por otro lado, su pose es muy llamativa, con esas patas delanteras estiradas y en actitud atenta
    • Salvador Solé Soriano :hace 4 años Mientras le hacía la foto, flipaba; 60 cm desde la punta del morro hasta el suelo y una actitud chulesca pero la mar de digna. Vivir para gozar (y compartir). Gracias por tu amable comentario, Txema.